Jardín Botánico de Berlín, el Segundo Más Viejo del Mundo

No es un secreto que amo los jardines botánicos y la naturaleza. Por eso incluí una visita al jardín botánico de Berlín en mi itinerario en esta ciudad. Este jardín es especial ya que es el segundo más viejo del mundo, después de Kew Gardens en Londres. Incluso, el Jardín Botánico de los Estados Unidos fue ampliado por ser muy pequeño en comparación con este sitio.

¿Cómo visitar el Jardín Botánico de Berlín?

El jardín botánico de Berlín queda en las afueras de la ciudad en el barrio de Steglitz-Zehlendorf. Fui en transporte público desde mi hotel en Berlín y me demoró unos 45 minutos en llegar.

Booking.com

Está en dirección a Postdam en una calle llamada Bundesstraße. Si tomas el S1 y te bajas en la estación “Botanischer Garten” te toca caminar unos 10 minutos. Como hacía frío, optamos por bajarnos en “Rathaus Steglitz” y tomar el bus M 48 que te deja justo en la entrada. Si decides alquilar un carro en Berlín debes estacionarte cerca de la entrada en “Königin-Luise-Straße” ya que no tienen un lote de estacionamiento para carros o buses.

Los boletos tienen un costo de €6 (precio 2020) para adultos y tienen opciones para familias. Escribí para pedir mi cortesía de prensa, que había sido confirmada, pero nos atendió un señor que no quiso aceptar mi carnet de prensa. Fue bastante grosero y la señora que manejaba la oficina estaba de vacaciones, por lo tanto, nos tocó pagar la entrada.

Es importante notar que solo aceptan efectivo en este lugar, como en muchos lugares en Alemania, ya que por alguna razón los alemanes odian las tarjetas de crédito. Lo mejor es comprar uno de los Pases de Berlín que ofrecen descuentos o entradas gratis a diferentes atractivos turísticos.

Se puede visitar el jardín botánico de Berlín todos los días excepto el 24 de diciembre. Su sitio web detalla los horarios especiales en días específicos. Usualmente, los jardines abren de 9 a.m. a 10 p.m. y los invernaderos cierran a las 7 p.m.

Amenidades

Tienen una biblioteca en sitio. Cuando fui estaba cerrado el museo botánico porque lo estaban modernizando. La construcción comenzó en octubre del 2019 y supuestamente estará listo a finales del 2022. Este museo contiene 3.8 millones de especímenes de herbario (entre ellos más de 3,000 recolectados por Alexander von Humboldt). La biblioteca y el museo sirven para estudios científicos sobre la biodiversidad, conservación, botánica sistemática y fitogeografía dentro del reino vegetal.

El jardín botánico de Berlín tiene dos restaurantes. Restaurante Landhaus es el principal y queda cerca a la entrada “Unter den Eichen”. Tiene horarios bastante irregulares en el invierno y supuestamente abre de jueves a domingo. Nosotros aprovechamos para comer una galleta en Café Victoria que queda frente a los invernaderos. También tomamos vino caliente o Glühwein que está disponible cuando hace frío.

Frente a los invernaderos se encuentra una tienda de souvenirs. Ofrecen cosas muy variadas desde postales a cuadernos con diseños de plantas. Tienen una sección de semillas, que muchas son exóticas y aptas para el trópico. También venden semillas únicas para motivos decorativos. Algunas han sido pintadas en dorado o rojo.

Las personas con discapacidades pueden ir al jardín botánico de Berlín. Tienen sillas de rueda en sitio y un mapa con los caminos aptos para recorrer.

Historia del Jardín Botánico de Berlín

Se empezó a coleccionar plantas en el año 1573, durante el tiempo de John George de Brandenburg, Duque de Prusia. El jardinero principal del Palacio de Berlín (que fue bombardeado en la Segunda Guerra Mundial y luego derrumbado por el gobierno de Alemania del Este) consiguió plantas para la cocina. En esos tiempos no existía el concepto de jardín botánico. Si quieres ver dónde quedaba el jardín original puedes ir a Lustgarten en la Isla de Los Museos junto a la Catedral Berliner Dom. Actualmente es más un parque con fuentes que un jardín de hierbas.

Este jardín de placer y cocina se había quedado chico, así que en 1679 se mudó a la calle Potsdam, donde queda el Kleistpark. En ese lugar se crecían flores, plantas medicinales, verduras y lúpulo (para la cervecería real). En 1718, Federico Guillermo I, famoso por ser tacaño, se lo regaló a la Academia de Ciencias de Prusia. También demolió el teatro de su madre, Sophie Charlotte, en el Palacio de Charlottenburg para usar los ladrillos en la construcción de una escuela.

Quedó en el olvido y en 1809 el famoso botánico alemán, Carl Ludwig Willdenow, consiguió que se lo donaran a la Universidad Friedrich Wilhelm creada por Frederick William III y Wilhelm von Humboldt. Fue cerrada en 1945 y abierta nuevamente en 1949 como la Universidad Humboldt de Berlín (si quieres aprender más sobre los hermanos Humboldt puedes ver la exhibición de ellos en el Museo Deutsches Historisches).

Esta universidad cambió el concepto a un jardín botánico con fines científicos. En 1879 se estableció el Museo Botánico para albergar y promover la investigación de la colección que seguía en continuo crecimiento.

Nueva Ubicación

La idea de mover el jardín botánico de Berlín surgió en 1888. Los invernaderos estaban viejos, aparte querían un arboreto y necesitaban más espacio para las plantas. La ciudad había crecido y la ubicación era muy céntrica, por lo que la contaminación estaba afectando a las plantas. Moverlo a un espacio en las afueras hacía sentido económico.

Adolf Engler, el primer director del moderno Jardín Botánico de Berlín, se encargó de la enorme tarea en 1889. Su misión era “crear el mundo en un jardín” con plantas traídas de colonias alemanas a nivel mundial. Se escogió un espacio que era una granja estatal de papa. La mayor parte del terreno está cubierta por la sección geográfica (12.9 hectáreas) y el arboreto (13.9 hectáreas). La sección geográfica queda al oeste del camino principal. Presenta hábitats cómo se verían en los diferentes continentes. Para lograr esto tuvieron que mover 136,000 m³ de tierra. El estanque de carpas fue expandido y se incluyeron plantas acuáticas.

Exterior

Al otro lado de los estanques, en la parte sur se encuentra el arboreto y una colección de plantas nativas, incluyendo algunas acuáticas en los estanques. La parte noroeste del jardín botánico de Berlín tiene plantas herbáceas. El complejo de plantas medicinales y venenosas fue diseñado en forma del cuerpo humano. Originalmente era el Apothekergarten (jardín del farmacéutico) pero esta parte fue bombardeada, al igual que los invernaderos y el museo. Al este hay un pantano y jardín de plantas de agua.

En 1943 se construyó un búnker 10 metros debajo de Fichtenberg con dos entradas procedentes  del Jardín Botánico de Berlín. Se usó para la colocación del inventario de archivos y el personal durante las alertas. Después de la guerra se explotaron las entradas y lo que queda es usado por murciélagos como un refugio en el invierno.

¿Qué ver?

El jardín botánico de Berlín tiene 43 hectáreas (126 acres) con 20,000 especies de plantas. Como fuimos en marzo, a finales del invierno, todo el exterior estaba bastante muerto. ¡Y hacía bastante frío! Decidimos visitar solamente los invernaderos, ya que el Museo Botánico estaba cerrado. Digo solamente, pero son 6,000 metros de invernaderos, así que es bastante grande. Recorrerlos demora por lo mínimo unas tres horas. Me hubiese quedado más tiempo, pero la luz se puso amarilla cuando oscureció y no se apreciaba igual.

Primero entramos a un invernadero que está separado, se llama la Casa P. Este espacio te lleva en un paseo por la región del Mediterráneo y las Islas Canarias. El mejor momento para visitarlo es en la primavera y a principio de verano, cuando las plantas están floreando. Cuando fui faltaban dos semanas para la primavera, pero muchas plantas tenían flores. En la parte trasera hay helechos arborescentes de las regiones subtropicales montañosas.

Me pareció curioso ver una gran cantidad de pájaros en el interior del invernadero. Incluso fue algo triste, ya que había uno que golpeaba el vidrio tratando de comunicarse con otro pájaro que estaba en la parte de afuera.

Gran Pabellón

El invernadero principal, el Gran Pabellón, fue destruido en la Segunda Guerra Mundial. Esta obra maestra arquitectónica en estilo Art Nouveau fue restaurada a su forma original. Entras por la Casa O que muestra exhibiciones detrás de vidrios que explican la importancia de los manglares o cómo crecer arroz. En esta zona están los baños y a la derecha se encuentra el Café Victoria. Empezamos nuestro recorrido por la derecha entrando por la Casa G que tiene una gran cantidad de bromelias. Estas son de mis plantas favoritas, ya que uno nunca sabe que encuentra en su centro y tienen flores bastante únicas.

De allí pasamos a la Casa F que tiene helechos tropicales. Muchas de estas plantas son prehistóricas y han estado en la tierra por más de 300 millones de años. Asegúrate de prestar atención a cómo empiezan a crecer las hojas, que primero se enrollan.

Las casas E y D tienen plantas tropicales y orquídeas. Al igual que la Casa C que tiene las plantas tropicales más importantes.

Las plantas empiezan a cambiar en la Casa B que tiene una colección de begonias. De allí pasas a la Casa A que es la casa tropical principal con 60 metros de largo y una altura de 23 metros. Este invernadero es uno de los más grandes del mundo. La temperatura se mantiene en 30 °C (86 ºF) con un gran nivel de humedad (¡me sentía como en casa!). Presta atención para que veas el bambú gigante Dendrocalamus giganteus, nativo del sureste de Asia, que es la planta de más rápido crecimiento en el mundo.

Esta sección también tiene el estanque con koi que es uno de los sitios más fotografiados del jardín botánico de Berlín.

Invernadero Victoria y Plantas Africanas

En la parte de enfrente se encuentra el invernadero Victoria que estaba cerrado cuando fui por remodelación. Vuelve a abrir en el verano del 2020. De igual formas ya había visto estas plantas acuáticas gigantes en el Jardín Botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam (SSR) en Mauricio. Sus hojas miden entre 2 a 3 metros en diámetro y tienen preciosas flores que florecen solo por dos noches.

La Casa N tiene especies de camelia, azalea y rododendro que me recordó a Botanika Bremen.

Siguiendo el recorrido por el mundo en la Casa M que tiene plantas de Australia y Nueva Zelanda. Mientras que la casa L tiene las famosas plantas carnívoras.

Siguiendo en la casa K encuentras una sección de plantas de Sur África. Aquí puedes ver el Welwitschia mirabilis, un fósil viviente de Namibia. La Casa I tiene cactuses incluyendo Echinocactus grusonii (cojín de suegra) de más de 100 años. La última Casa H tiene suculentas de África, aloes y plantas que retienen agua.

Si eres amante de la naturaleza debes incluir una visita al jardín botánico en Berlín.

Más fotos de plantas:
Prefix

Recursos para Viajeros

Comparto algunos de mis sitios favoritos que uso para planificar mis viajes. Kayak es un sitio que compara precios de boletos aéreos en muchísimos sitios para presentarte las mejores opciones de vuelos y precios.

Si estás buscando hoteles recomiendo utilizar el portal de Booking que tiene las mejores ofertas. Para hostales sería Hostelworld y para apartamentos uso Airbnb. Luego debes decidir qué hacer, Get Your Guide tiene muchísimas opciones de tours. Discover Cars tiene excelentes precios en alquileres de carro. Como corredora de seguro, recomiendo comprar Seguro de Viajero con todas las incertidumbres que hay en este mundo moderno.

Mi tienda en Amazon contiene mis productos favoritos que utilizo cuando estoy viajando y cuando estoy en casa.

Puede ser que reciba una comisión si reservas en cualquiera de estos sitios. Esto no tiene costo para ti, pero me ayuda a seguir viajando y produciendo contenido. Todas las empresas son sitios que uso y puedo recomendar. No dudes en contactarme si tienes cualquiera consulta.

Talk to me