Un refugio verde en los Jardines Botánicos de Denver

Denver es una ciudad bastante verde con vegetación por todos lados. Si eres amante de la naturaleza, como yo, debes visitar los Jardines Botánicos de Denver. Es muy fácil llegar allí. Yo fui a Colorado para la boda de una amiga que fue en el Westin Riverfront Mountain Villas en Avon. Por suerte tengo un buen amigo de Panamá que estaba viviendo en Denver y aproveche para quedarme unos días en la ciudad.

Como tenía “guía” local, fuimos en carro a los Jardines Botánicos de Denver. Lo bueno es que tienen un enorme espacio de estacionamiento gratuito. Aquellos que alquilan carro pueden ir por su cuenta. Si deseas usar el transporte público puedes tomar el RTD y bajarte en la entrada ubicada en la calle York. En esta entrada también hay un sitio para dejar las bicicletas. Denver, como muchas ciudades tiene la opción de alquilar bicicletas compartidas que se pueden dejar en diversos sitios en toda la ciudad. Uber y Lyft también son una alternativa de transporte.

Historia de los Jardines Botánicos de Denver

La Asociación Forestal y de Horticultural de Colorado formó el Jardín Botánico de Denver en 1951. Hicieron un plan a 15 años y empezaron en 100 acres en City Park. En 1958 los movieron a la ubicación actual, encima de un antiguo cementerio. Les donaron una hermosa mansión, que ahora sirve como centro administrativo.

Este jardín fue uno de los primeros en practicar la conservación de agua y utilizar formas biológicas para controlar las pestes. También promovieron la siembra de especies nativas de la zona. Los 23 acres forman 43 jardines únicos conectados por senderos. En 1973 se declaró la Mansión Waring y el invernadero Boettcher Memorial Tropical Conservancy como sitios icónicos de Denver.

93,000 metros cuadrados llenos de plantas

Los Jardines Botánicos de Denver están ubicados en el barrio de Cheesman Park. Nosotros llegamos en la tarde y parece que ese día había un evento, así que cerraban temprano. El sitio se presta para hacer eventos privados al igual que conciertos en el anfiteatro durante el verano. Es importante que verifiques el calendario en el sitio web para que no te pase igual.

Nos dijeron que podíamos pasar pero que sólo teníamos una hora. Como es mucho menos del tiempo normal, le consulté la tarifa al muchacho de la entrada y nos dio los boletos por medio precio. El precio regular en el 2017 es de $12.50 para adultos y $9 para estudiantes y niños.

Una hora es muy poco tiempo para ver el jardín. Vimos lo que pudimos pero nos falto mucho. Creo que necesitas por lo menos dos horas o más si quieres ir con calma. También es mejor ir en la mañana o al final de la tarde, nosotros fuimos después del almuerzo y estaba fuerte el sol.

Visita diferentes tipos de jardines

Jardines del Oeste

Estos jardines se pueden visitar todo el año y muestran plantas endémicas al estado de Colorado. Con este jardín se busca inspirar a las personas planten en sus jardines especies que crecen bien en la zona. Colorado es un estado de montañas y tienen plantas que van acorde con las diferentes elevaciones alpinas. “Bristlecone Border” tiene plantas que van de 10,000-11,500 pies, incluyendo pinos. Hasta llegar a “Cottonwood Border” que tiene plantas que crecen entre los 3,500-6,000.

En esta zona también puedes ver un techo verde con más de 100 tipos de plantas. Este es el primer techo verde con acceso al público en Denver. “Sacred Earth” tiene plantas importantes para los nativos y usan técnicas tradicionales. Tienen una casa con 20 familias de Cactus y Suculentas, incluyendo especies inusuales.

Jardines con Inspiración Internacional

Llevar la cultura asiática a Estados Unidos no es tarea fácil pero pienso que este sitio lo logro bastante bien. Posiblemente son las exhibiciones más populares de los Jardines Botánicos de Denver. El “Pabellón de Bonsáis” tiene especies de árboles de las Montañas Rocosas hechos en bonsai sobre pedestales al aire libre. La “Casa Japonesa del Té” es una casa auténtica que fue enviada desde Japón y reensamblada por hábiles artesanos japoneses. Debes registrarte con anticipación si quieres participar de una Ceremonia del Té.

Me encantaron los marcos de madera con círculos en el centro de “PlantAsia”. Aquí puedes encontrar especies de Kazajstán, Himalaya y Pakistán. Me sentí en casa en “Marnie’s Pavilion”. Literalmente tienen orquídeas, bromelias y otras plantas tropicales que tengo en mi jardín en Panamá. En este pabellón hecho en el interior de un edificio crean una humedad artificial, ¡a diferencia de la nuestra que es natural!

Jardines de Agua

Sin duda esta fue la exhibición que más me gusto. Me sentí como si estuviera en un cuadro de Monet. Tienen una piscina llamada “Monet Pool” con plantas acuáticas, incluyendo nenúfares o lirios de agua resistentes, tropicales y Victoria, espadañas, plantas de pickerel, cannas, iris y más. Otra piscina tiene torres con cascadas que parecen ornamentales pero sirven para recircular el agua.

Puedes ver un total de 450 plantas acuáticas. Esta exhibición solo esta disponible de junio a septiembre. Todos los años en agosto hacen un Festival de Flores de Agua.

Colorado es un destino turístico conocido por sus montañas ideales para esquiar en el invierno, pero en el verano también es muy bonito. Tiene muchos sitios para hacer senderismo, rafting y turismo ecológico y de aventuras. Cada vez más turistas están visitando, también porque legalizaron la marijuana en Colorado.

Puedes encontrar opciones de hoteles en Denver en la página web de Booking.

 

Talk to me