Finca La Victoria y Nevada Cervecería en Minca

Para ir a Minca puedes tomar un bus desde el mercado público en Santa Marta o alquilar un carro 4×4. Una vez llegues puedes alquilar una moto o utilizar el servicio de transporte que tiene tarifas asignadas para llevarte a los diferentes sitios, incluyendo Finca La Victoria que fue donde fuimos. Es recomendable dividir el costo del transporte con otros viajeros, sino sale costoso.

Pasamos de un ambiente playero y caliente desde nuestro hotel en Santa Marta a un sitio fresco y verde en menos de una hora. Sentí que nuestro tiempo fue muy corto para descubrir la Sierra Nevada. Esta cordillera montañosa es la más alta del mundo junto al mar a 5,700 metros de altura.

Me gustaría regresar y hospedarme en un hotel en Minca como Casa Elemento (famoso por sus hamacas) o Finca Carpe Diem. Algunos lugares que nos recomendaron visitar fue una finca de Cacao o hacer una caminata a Los Pinos. Pozo Azul y la Cascada de Marinka son dos lugares para bañarse.

Una finca histórica

Finca La Victoria, originalmente The Victoria Coffee Company, fue fundada en 1892 hace 127 años. Sus dueños, Charles & Mrs. Alice Bowden eran una pareja inglesa que bautizaron la finca en honor a la reina Victoria. Conocí a Claudia, la actual propietaria que es alemana colombiana. Cuando vio mi nombre me saludo en alemán. La familia del esposo compro la finca hace 64 años pero sigue manteniéndola con el mismo encanto de los viejos tiempos.

Estas tierras eran habitadas antiguamente por los indigenas Tayrona que todavía se encuentran en el Parque Tayrona. Originalmente Finca La Victoria tenía 1223 hectáreas. Hoy en día, tienen 130 hectáreas de zona cafetalera: 10 en la entrada, 10 junto al río y 110 en la montaña. La altitud va de 830 metros hasta 1680 metros. A partir de 1400 se siente la diferencia del clima y cuesta más colocar especies.

Casas Viejas es un hostal lodge dentro de la finca con magníficas vistas a las montañas de la Sierra Nevada.

Maquinaria británica

Finca La Victoria es una de las más antiguas de la zona y se benefició de tecnología británica. Su maquinaria prototipo fue implementada por los británicos a nivel internacional.

Es una típica fabrica de la revolución industrial con un eje central para distribuir la fuerza y muchas conexiones por tracción que dan energía a las demás maquinarias. Tienen 13 maquinarias incluyendo los dos generadores que dependen de la fuerza de la rueda hidráulica. Así sacan el consumo eléctrico de forma limpia. Una reserva forestal de 460 hectáreas propiedad de Finca La Victoria les garantiza que siempre tengan agua.

Café arábica

Siembran café que madura amarillo que según nuestro guía son “mutaciones genéticas del arábica” incluyendo Zimbabwe, Catuai y Mundo Novo. Castillo es un híbrido diseñado en Colombia para incentivar la producción orgánica. Incluso siembran Maragogipe que tiene frutos rojos más grandes de lo normal y Bourbon que es más morado.

No tienen el mejor suelo en la zona, así que les toca meterle nutrientes a la tierra. Las cerezas y la cascara del café van a un tanque que está lleno de lombrices rojas californianas. También le meten malta de cerveza, aserrín de madera y estiércol de caballo. Ese material queda descompuesto en 50 días y sirve de abono. Como son orgánicos no pueden aplicar fertilizantes sintéticos.

El café tiene un proceso de compra libre con un limite de cinco toneladas por comprador. No tienen marca propia. El café Finca La Victoria sólo se puede comprar en sitio a una modesta suma de $4. Si quisieran comercializar el café tuvieran que modernizar la planta para poder cumplir con las normas fitosanitarias y perdería su encanto.

Cosecha en Finca La Victoria

El Arábica es un café aromático de calidad, pero hay que recogerlo a mano. Esta variedad tiene un requerimiento geográfico, ya que debe ser sembrado superior a los 600 metros. A diferencia de Robusta que sí se puede sembrar en bajura. Como el terreno montañoso es difícil no se puede introducir maquinas para recolectar café. Por lo tanto, tienen 30 trabajadores recolectando café.

En la Sierra Nevada de Santa Marta la cosecha empieza en los últimos días de octubre y dura hasta diciembre. En enero se hace la raspa, eliminando los granos verdes que quedan en la planta, para dejar los nódulos libres para que crezcan flores cuándo llueva. Es diferente que las otras zonas cafetaleras de Colombia. Para la temporada vienen personas del Eje Cafetalero y Tolima que son como gitanos migrando por todo el país dependiendo de dónde hayan cosechas. Colombia tiene cuatro regiones cafetaleras y cada una produce café en diferentes épocas. Los buenos recogen entre 200-250 kilos de café diarios ganándose tres salarios de un recolector promedio.

Un sistema de 14 kilómetros de tubería conecta 23 puntos dentro de la plantación con techo y embudo. Al final de la jornada, los trabajadores mueven sus bolsas de café al punto más cercano y el supervisor va con la balanza para pesar el café y se descarga para que baje.

Selección del café

En un buen día sacan 6,000 kilos de café en Finca La Victoria que requiere el despulpado el mismo día para proteger el color del grano y el sabor. Se selecciona al través del efecto hidráulico. El café que flota es de segunda, ha sido atacado por insectos o tienen semillas vacías. Los granos que se hunden son de primera y pasan al otro lado. Se deja en agua por 2 o 3 días como control biológico por la broca que perfora y destruye la parte interna.

Un grano maduro entra a un cilindro con una cobertura de cobre hacia la maquina. La fricción cuando roza remueve la piel del grano. El material ya sale clasificado y el de calidad cae al tanque. El grano verde cae al interior del filtro. El café de mala calidad se vende como café barato.

Secado a máquina

Hay que lavar el cafe antes de las 36 horas de ser cosechado sino tiene un sabor ácido y avinagrado. Dice el guía que tienen tecnología de “los picapiedras” porque es rústica pero funciona. Luego tienen tres días para pasar a la secadora sino lo atacan los hongos.

No hay suficiente sol en la época de cosecha por lo tanto no se puede hacer secados a sol que demoran 15 días en secar, pasando de 60% a 10% de agua. Las fincas cafetaleras en Boquete y Volcán en Panamá si hacen este proceso, puedes visitar:

En vez usan una turbina movida con rueda hidráulica para que la presión del aire seque el café, reciclando recursos. Antes usaban leña como energía para el secado pero cada cosecha se llevaba entre seis a diez árboles completos. Por lo tanto, cuando se fueron a certificarse orgánicos le pidieron que fueran noble con el medio ambiente. Optaron por usar aceite (carro o cocina) reciclado que produce el mismo efecto de combustión que diesel. Crea una flama en el interior que calienta un tubo que cruza el aire. Se seca a un máximo 70 grados por 40 horas. Colombia usualmente vende café verde en pergamino seco sin tostar. Finca La Victoria sólo tuesta entre ocho a diez toneladas al año para vender en sitio.

Nevada Cervecería

Aprovechando la calidad de agua que tiene Finca La Victoria, hace sentido que montaran una cervecería en sitio. Luego de degustar café pasamos a una pequeña fabrica que solía ser una capilla. Nos atendió el maestro cervecero, Jonathan Köhberger, un alemán que optó por migrar a mejores climas.

El proyecto inició en una casa de Minca pero como fue creciendo en popularidad tuvieron la necesidad de mudarlo a una mejor ubicación. La agua es local pero la malta cebada es importada de Alemania, aparte de la levadura y flor de lúpulo. Al igual que el café, no se usa químicos, la carbonatada es natural y la cerveza se embotella cuando está lista.

Tienen tres tipos: Happy Tucan (red ale), Happy Jaguar (pils dorada) y Happy Colibrí (pale ale). Sin duda vale la pena probar todas las cervezas durante tu visita a Minca.

Talk to me