Algunos conocen a Tayrona por la canción’La Bicicleta’ que canta Shakira con Carlos Vives. Shakira dice “óyeme, Carlos, llévame en tu bicicleta… que si a Piqué (el marido) algún día le muestras el Tayrona, después no querrá irse ‘pa’ Barcelona.” Y es que el Tayrona es realmente así de impresionante.

Shakira es de Barranquilla que queda muy cerca de Santa Marta, mientras que Carlos Vives si es de allí. En los últimos años se ha vuelto el embajador de turismo extraoficial de su tierra natal. Fui invitada por Air Panama Viajes en un viaje de prensa a Santa Marta y por suerte conocimos al famoso cantante fuera de nuestro hotel Zuana. Se bajó de su bus al sonido de alaridos de admiración del grupo de prensa panameño. A pesar que era tarde, con mucha humildad, se tomó fotos con el grupo y respondió las preguntas.

Culturalmente, los panameños somos muy similares a los colombianos de la costa. Durante el viaje nos decían que sonábamos igual al hablar. Si ya has visitado Cartagena y quieres un destino similar pero a una fracción del costo, Santa Marta y el parque Tayrona son el lugar ideal.

Información para llegar

Desde tu hotel en Santa Marta puedes ir a Tayrona en bus, carro o en un tour como hicimos nosotros. Es esencial que lleves tu pasaporte sino no vas a poder entrar al parque. El costo de la entrada es bastante elevado para los estándares de Colombia que es un país bastante económico. Probablemente se hace para reducir el número de turistas ya que el parque completo tiene entrada máxima de 6,900 turistas diarios.

El trayecto dura una hora y es recomendable llegar a las 8 a.m. cuando abre el parque que tiene un horario laboral de 8 a.m. a 5 p.m. Las diferentes playas tienen su capacidad de carga establecida, al igual que el parque. Las más populares se van llenando temprano y te asignan un brazalete especial para poder entrar. Al llegar debes ver un video de 10 minutos que solamente está disponible en español. El guardaparque muestra el comportamiento indicado para los turistas dentro del parque. Debes llevar efectivo ya que no hay cajeros en el parque.

Una mañana en Playa Cristal

Luego de pasar el proceso de entrada nos llevaron unos treinta minutos por carretera hasta llegar a Playa Cristal. En el trayecto nos pararon en el Mirador 7 Olas que tiene un paisaje hermoso de una playa, que como muchas en Tayrona, son muy peligrosas para bañarse.

Para llegar a nuestra playa tuvimos que cruzar en una lancha hasta llegar a una hermosa playa caribeña de arena blanca. Es el sitio ideal para pasar el día ya que tiene suficiente para estar cómodo pero no tanto para perder el ambiente rústico.

Sobre la playa hay sillas y toldas que alquilan, entre el grupo cogimos una, más que todo para poner nuestras maletas. Hay un arrecife coralino al lado derecho de la playa que esta delimitado por boyas. Yo tenia mi mascara y chapaletas pero también alquilan mascaras y me dijeron que no podia usar las chapaletas porque los turistas destruían los corales. La corriente estaba un poco fuerte así que si no sabes nadar bien es recomendable que entres con uno de los guías locales.

Las playas de Colombia son famosas por sus vendedores acosadores, pero aquí eran simpáticos. Venían a ofrecerte cerveza y otras bebidas. Una señora llamada niña Juana mostraba una bandeja de cocadas y dulces que ofrece con rimas vulgares, “leche para que se arreche, arequipe para que le pique…”

Me dio hambre así que decidí probar un coctel de camarones con una salsa rosada que sólo había visto en San Andrés y disfrutar de una cerveza fría.

Ecohabs en Playa Cañaveral

Con dolor en el alma tuvimos que partir de Playa Cristal para ir a almorzar. Nos demoró una hora y media llegar a Ecohabs Tayrona que es el hotel más costoso del parque. Estaba inundada la carretera y nuestro conductor nos dijo qué mejor caminábamos. También era posible alquilar caballos pero el sendero es bastante corto y en camino un señor mayor me dio un bote en su motocicleta.

Ecohabs Tayrona es uno de los lugares más fotografiados dentro del parque ya que las chozas se camuflan perfectamente con el verde de las montañas que brinda una de las mejores vistas del parque. El diseño era el que usaban los indigenas nativos con madera de la zona.

Hay otras opciones de alojamiento en el parque Tayrona incluyendo hostales, centros de campar y hamacas. El almuerzo fue pescado como casi todas las comidas que nos sirvieron en Santa Marta.

Tayrona es un patrimonio colombiano

El área que compone el parque de Tayrona va desde la bahía de Taganga hasta la desembocadura Del Río Piedra, unos 35 kilómetros al este. En total son más de 12,000 hectáreas de tierra y 3,000 de mar.

Los tayronas fueron un grupo indígena que habitaba la zona a la faldas de la Sierra Nevada (donde queda la Finca Cafetalera La Victoria) de Santa Marta. A 5,700 metros de altitud del pico Simón Bolívar, es la cordillera montañosa más alta del mundo junto al mar.

Dentro del parque Tayrona se encuentra una ciudad donde habitaron los tayronas desde 800 hasta 1600. Se le conoce como la Ciudad Perdida y demora tres días en llegar a pie y dos para regresar. Pueblito, cerca de la costa del parque, fue otro lugar donde habitaron unos 3,000 tayronas. Se encuentra junto a una playa llamada ‘La Piscina’ que tiene una bahía con rocas donde solían pescar. Estos sitios arqueológica son como el equivalente de Machu Pichu en Perú para los colombianos.

Antes de programar tu visita consulta las fechas exactas en las cuales se cierra el parque para que los indígenas hagan sus rituales. Usualmente es en el mes de febrero cada año.

1 Comentario

Comments are closed.