Hotel Caribe Cartagena, el hito histórico de Bocagrande

La primera vez que fui al Hotel Caribe Cartagena estaba muy pequeña, podía tener unos 8 o 9 años. En esos entonces, mi papá era Presidente del Sindicato de Industriales de Panamá y lo invitaron a un evento, no recuerdo bien de que fue, pero “tiraron la casa por la ventana” como se dice en Panamá. El Castillo San Felipe de Barajas iluminado de noche fue el escenario para la fiesta. Aún recuerdo correr por los túneles de las catacumbas.

El Hotel Caribe en Bocagrande era el mejor hotel de Cartagena, así que allí fue donde nos quedamos. A pesar la violencia que había en Colombia en esos tiempos, Cartagena siempre fue una ciudad tranquila y la única turística del país. Originalmente, el hotel sólo tenía el edificio colonial frente a la playa, después construyeron la otra torre. Recuerdo que todo era muy verde, que había una enorme piscina y que podías encontrarte con animales.

Mi regreso al Hotel Caribe Cartagena

Hace como dos años fui a hacer una inspección del hotel. En esos momentos estaba trabajando con Air Panama e íbamos a abrir la ruta entre Panamá y Cartagena.

La Asociación Hotelera de Cartagena nos organizó una agenda para visitar hoteles en Cartagena. Esta agenda incluía una visita al Hotel Caribe Cartagena que en ese momento estaba en remodelación.

Fue impresionante ver como había crecido la propiedad. Nos mostraron los cuartos de la torre nueva que tienen un precio inferior. Son una buena opción para aquellos que tienen menos presupuesto, pero pienso que amerita quedarse en la parte colonial del hotel.

Una amiga de la universidad se casó en Cartagena y volví a regresar en febrero 2018. Ya la remodelación estaba lista y el señorial hotel había regresado a su antigua gloria.

La historia del hotel

Alfonso López Pumarejo, Presidente de Colombia durante 1934-1938, comentó que Cartagena necesitaba un hotel moderno y que debía ser en Bocagrande. Debía ser “un hotel rodeado de jardines y árboles que dieran fresco a todo aquello”. En 1939 se coloca la primera piedra del Hotel Caribe Cartagena. Era un proyecto sin precedentes, con 35,000 metros cuadrados de espacio y 20,000 de construcción.

Bocagrande no era como se ve hoy en día, obviamente, en esos tiempos la península era solitaria. Se escoge una ubicación entre el Mar Caribe y lo que hoy se le conoce como “El Laguito”. Antes el hotel tenía acceso al laguito pero a medida que fue ampliando esto se eliminó.

Si visitas el histórico hotel y te trae recuerdos a los edificios en Cuba es porque el arquitecto que lo diseño, José Carrerá Machado, era cubano. Su idea fue construir un hotel donde los huéspedes pudieran dormir escuchando las olas del mar.

La obra tuvo un costo de $225,000, unos $3,961,992 en valor actual del 2018.

El Hotel Caribe Cartagena fue inaugurado en 1945 con cinco pisos que podían alojar a 172 huéspedes en 87 habitaciones. Incluso en esos tiempos, tenían agua caliente y aire acondicionado. Por lo tanto, el primer gerente se jactaba de que tenían “el hotel más moderno y cómodo de la Costa Atlántica”.

A partir de 1947, todas las mujeres más bellas de Colombia iban anualmente al hotel para participar en el Reinado Nacional de la Belleza. No se si en la actualidad este certamen se sigue dando en el hotel.

Durante la década de los setenta se amplió la planta física del hotel, siempre manteniendo la estructura original. Luego en los noventas se hizo la torre nueva.

El 8 de noviembre de 1999, el Hotel Caribe Cartagena recibe el título de Bien de Interés Cultural, otorgado por el Ministerio de Cultura de Colombia.

Cuartos y comida

363 habitaciones albergan actualmente entre 130,000 y 135,000 turistas por año en el Hotel Caribe Cartagena. Para llegar a tu habitación debes subir en un elevador “vintage” que todavía es operado por una persona que cierra la manigueta de la puerta de rejilla. Creo que este elevador es una de las cosas que más le puede gustar a los huéspedes. Su interior es de madera y está lleno de fotos del hotel en su inicio.

Al llegar a tu piso, vas a ver un pasillo largo con puertas pintadas de color gris con blanco al estilo wash. Hay mesas con puestos en el pasillo para aquellos fumadores que necesitan un espacio para su vicio. Desde el pasillo puedes contemplar la hermosa vista a la enorme piscina y al laguito en el fondo.

Los techos de las habitaciones son bastante altos, que hacen que sientan muy amplios. Nos quedamos en la Habitación Classic Deluxe ubicadas en la torre colonial. Nuestra cama era súper cómoda, por dicha, ya que salimos de fiesta varias noches y nos quedamos durmiendo hasta tarde.

Como no nos paramos temprano, nos perdimos el desayuno del hotel casi todos los días excepto el día que fuimos a Islas del Rosario y Barú. Preguntamos si tenían arepa de huevo, plato típico de Cartagena y el mesero fue a la cocina para traernos una orden especial. El buffet es bastante amplio, pero hay que complacer los antojos.

Animales, jardines y más amenidades

Los jardines de mi infancia siguen en el Hotel Caribe Cartagena. Por supuesto en esos tiempos el hotel era muchísimo más grande en mi mente. Recuerdo haber pasado horas bañándome en la piscina y correteando los animales entre la jungla con mis hermanos.

Hay una sección de aves, donde puedes ver guacamayas y tucanes. Muchas más aves llegan por su cuenta buscando refugio de la ciudad en los árboles.

Dicen que hay perezosos, pero no los vi. Lo que si vi muchísimo fue los venados pequeños que son los reales dueños del hotel hoy en día.

Junto a los jardines y la piscina hay muchas zonas para estar, incluyendo camas y sillas.

Es un sitio ideal para descansar o puedes cruzar al club de playa del Hotel Caribe Cartagena. Este club tiene su propio restaurante y zona privada sobre la arena con camas.

La playa se conoce como “Hollywood” porque según los locales es la más famosa. Si quieres evitar el acoso de los vendedores, es recomendable pasar el rato dentro del club privado.

Los niños tienen muchas opciones de entremetiendo incluyendo mini-golf, salón de juegos y parque infantil.

Es un hotel realmente ideal para familias con niños pequeños, más que para parejas.

Para reservas: www.hotelcaribe.com o en Booking

Otros hoteles Faranda en Cartagena

La cadena Faranda tiene dos hoteles más en Cartagena, pero son más boutique. Por coincidencia estaba caminando por Getsemaní, el nuevo-viejo barrio trendy y vi el letrero de Armeria Real Luxury Hotel and Spa. Ese día había una boda y estaban arreglando el hotel, pero nos dejaron pasar para curiosear.

Fuimos hasta la piscina que esta en el último piso. Las vistas panorámicas eran increíbles, se podía ver el Castillo San Felipe de Barajas y el Club de Yates donde iba ser la boda de mi amiga.

Bantu Hotel By Faranda Boutique es el otro hotel de la cadena en Cartagena. No tuve oportunidad de visitarlo, pero queda en la ciudad amurallada donde puedes ver las palanqueras.

Talk to me