Via Mina es el hotel más encantador de Trípoli, Líbano

Investigando sobre mi viaje al Líbano encontré una ciudad llamada Tripoli en el norte que me pareció un buen punto de partida para ir a explorar esta zona del país. En mi itinerario quería visitar Los Cedros de Dios y la catarata Baatara Gorge ambos ubicados como a una hora de Trípoli en las montañas. Me puse a buscar hoteles y por suerte encontré Via Mina Hotel, un hermoso hotel boutique histórico. Si has leído mis otros artículos sabes que me encantan los hoteles chiquitos ya que brindan un servicio muy personalizado.

Encontrar este hotel definitivamente influencio en mi decisión de quedarme en esta ciudad que es poco turística. Si te suena familiar el nombre Trípoli es porque así también se llama la capital de Libia. Son ciudades hermanas fenicias. Fue muy interesante recorrer la ciudad de Trípoli ya que es la segunda ciudad más grande de Líbano, después de Beirut y tiene muchos atractivos. Lo triste es que se nota la guerra en la ciudad y para poder apreciarla debes ver más allá de la primera impresión.

Via Mina Hotel queda en El-Mina no en Trípoli

Trípoli es una ciudad un poco intensa por el gran flujo de carros y personas. El-Mina es mucho más tranquilo y queda a sólo 5 minutos de Trípoli. El-Mina significa el puerto en árabe, y es de esperar ya que esta pequeña ciudad se encuentra en la costa. Su historia data de la era de los fenicios, y es de las ciudades más antiguas de Líbano, junto a Biblos, Tyre y Sidon.

Estar en el Mediterráneo tiene sus beneficios, como mariscos frescos que puedes disfrutar en los restaurantes o en el mercado de mariscos. Además hay varias islas frente a El-Mina que pueden ser cruzadas usando un puente marino o bote. Las más populares son Rabbit, Palm, Sanani y Ramkin. Una de las islas tiene una reserva de palmeras y otras sirven para que las tortugas vayan a poner sus huevos. Sólo se pueden visitar en el verano.

Tu casa fuera de casa en Líbano

El lema del hotel es “tu casa fuera de casa” y la verdad es que te hacen sentir en casa. Les escribí primero por Facebook y me respondieron enseguida. Es difícil conseguir información sobre turismo en Líbano, especialmente en esta zona. Tenia miles de preguntas y me ayudaron muchísimo con elementos claves para poder organizar mi recorrido.

Alquilé un carro en el Aeropuerto de Beirut cuando llegamos a Líbano. Tomamos la autopista costanera y paramos por Biblos en el camino para almorzar y recorrer un poco. Son 85 kilómetros desde el aeropuerto de Beirut a El-Mina. Biblos estaba en el camino así que no hubieron desviaciones. Llegamos a Via Mina Hotel cuando recién había entrado la noche. El hotel ofrece servicio de valet sin costo pero igual le dimos propina al muchacho que nos estacionó el carro y nos ayudó con las maletas.

Nos recibieron muy cálidamente al llegar, como si hubiésemos sido amigos de toda la vida. Inicialmente había solicitado una sola habitación pero como termine yendo con mi mamá nos dieron dos juntas pero separadas. El hotel tiene sólo 16 habitaciones que incluyen cuartos estándar, suites y suites para familias.

Quedamos en tomarnos una ducha y cambiarnos para luego cenar en el hotel. Una de mis cosas favoritas fueron las amenidades de baño.

Tripoli tiene un lugar que se llama Khan Al Saboun donde puedes ir a comprar jabón. Via Mina Hotel usa productos de Bader Hassoun & Sons que son elaborados con ingredientes orgánicos desde 1480. Por supuesto que fuimos a comprar para llevarnos a casa.

Via Mina fue declarado un hotel boutique histórico por el Ministerio de Turismo

La casa donde actualmente queda Via Mina Hotel es del siglo 19. Tiene un estilo colonial francés con pisos de madera y grandes ventanas. Al entrar hay un patio exterior con árboles de naranja. Cuando hay mejor clima sirven comida en esta zona. El hotel es blanco con ventanas celestes y al lado derecho de la propiedad hay dos banderolas que llegan de techo a piso con la bandera de Líbano.

Una vez entras, lo primero que notas es la escalera en forma espiral hecha de hierro. A la izquierda del cuarto está la recepción donde te ayudan con cualquiera pregunta.

En las habitaciones también dejan unas hojas impresas con información útil sobre sitios para conocer en Trípoli. Si no quieres manejar (porque manejan como locos y es difícil conseguir estacionamiento) recomiendo que le pidas al hotel que te consiga un chofer por una suma muy módica.

La casa tiene un comedor que también sirve un delicioso desayuno con panes típicos que esta incluido con la habitación. Puedes pedir café árabe o el tradicional americano. Via Mina Hotel tiene un bar pero cuando pedimos licor no tenían. Fueron y nos compraron una botella de vino fuera del hotel. En Líbano se puede tomar licor comúnmente ya que la población esta dividida entre católicos y musulmanes.

Si quieres un lugar para estar puedes pasar al lounge para ver televisión o leer un libro. El Internet funciona muy bien, así que si necesitas un lugar para trabajar también puedes hacerlo allí. Aparentemente el hotel tiene una piscina hermosa con mosaicos árabes pero como fuimos en otoño ya estaba cerrada.

Disfrute muchísimo mi estadía en Via Mina Hotel y se lo recomendaría a cualquiera persona que quiera visitar un lugar donde no van los turistas.

Para las mejores tarifas puedes visitar Booking.com

Talk to me