Villa Brown Boutique Hotel en Jerusalén

¡Me encantan los hoteles boutique! Si pudiera ponerle mil signos de exclamación más a esa oración se los pondría. Cuando visitas un hotel pequeño te sientes en casa y te atienden usando tu nombre. Villa Brown Boutique Hotel en Jerusalén es uno de los más bonitos que he conocido.

Fuimos de Tel Aviv a Jerusalén en bus y llegamos al hotel justo después del medio día. El plan era ir a visitar Palestina esa tarde, pero como era otoño los días eran cortos y nos dimos cuenta que no nos iba a dar tiempo. Decidimos tomar las cosas con calma, registrarnos en el hotel e ir a explorar Jerusalén.

Una puerta roja te lleva a un mundo colorido

Entras por una puerta roja llena de veraneras (buganvillas) para pasar a un acogedor patio perfecto para pasar el tiempo. Soy amante de la naturaleza, así que estaba muy feliz de quedarme en un hotel tan verde. En el patio habían mesas, espejos, jaula de aves (sin aves), entre otros detalles. Prontamente me di cuenta que el que decoró el hotel tiene muy buen gusto.

Cuando entras al hotel hay un desayunado, con cabinas de comedor tapizadas de verde y asientos rojos. Jerusalén es una ciudad sin color, por ley todos los edificios tienen que ser de piedra caliza, que va muy bien con el desierto. Ver tanto color fue muy placentero visualmente.

Un enorme bouquet de rosas naranja y rojas es visible desde que entras a Villa Brown Boutique Hotel. A su lado hay un carrito de licor, junto a más sofas rojos.

Finalmente llegas a la recepción donde nos hicieron el check-in y nos brindaron una copa de champaña. Pase un rato a la librería mientras alistaban nuestros cuartos.

El mejor desayuno del mundo lo encuentras en Villa Brown Boutique Hotel en Jerusalén

Como llegamos un poco después del medio día, le preguntamos al hotel si tenían algo para comer. Villa Brown Boutique Hotel hace desayuno y brunch pero no tiene restaurante completo, a pesar que tiene unos snack en el bar pero no eran muy elaborados. Tuvimos suerte, porque el Chef Ichai Souffan seguía en el hotel. Mi mamá y yo ambas pedimos shakshuka, que son huevos escalfados con salsa de tomate, muy típicos de Israel y mi amiga Anaite no pidió nada.

Aparentemente, cuando uno pide desayuno en Villa Brown Boutique Hotel es como si uno pidiera un banquete.

Nos trajeron más platos de lo que podíamos comer, cada uno más rico del otro. La comida en Israel es deliciosa; desde las aceitunas hasta un plato con garbanzo, cebollas, yogurt y un tipo de pan frito. Había ensalada fresca con queso y pescado.

Cuando ya estábamos que íbamos a explotar de la llanura, el chef decide traernos un pan estilo croissant con yogurt que era típico de la región. ¡Estaba riquísimo!

Lujosos cuartos con todas las amenidades en Villa Brown Boutique Hotel

Cuando abrí la puerta del cuarto lo primero que vi fue una botella de vino puesta en una bandeja dorada con un sobre que decía mi nombre. Dentro del sobre había una carta dándome la bienvenida al hotel y contándome un poco sobre la historia del lugar.

El cuarto de Villa Brown Boutique Hotel tenia cortinas y alfombra morada con una pared de fondo verde. La cama ocupaba gran parte del cuarto y a los lados habían dos pequeñas mesitas de noche. Una tenia una botella de agua. El baño tenía amenidades de la marca Molton Brown. Como la marca se llama similar al hotel, tuve que consultar si eran los mismos dueños, pero resulta que no es el caso.

La muchacha que nos hizo el check-in nos llevó a hacer una pequeña inspección del hotel, que resulta que es bastante nuevo. Nos llevo al rooftop donde hay un jacuzzi, ideal para aquellos que vayan en pareja. También hay un pequeño spa.

Nos comentó que Villa Brown Boutique Hotel tiene un bar estilo cueva en el sótano. Este espacio una vez sirvió como la cisterna de agua de la residencia durante el siglo XIX.

Una casa en Jerusalén con mucha historia

La casa donde se encuentra ubicado este hotel en Jerusalén sola ser la residencia privada de un doctor con mucho dinero. Era conocido por sus galas y recepciones ostentosas donde iba toda la alta sociedad de la ciudad.

La residencia fue remodelada y le agregaron dos pisos adicionales para las suites y el rooftop spa. El estilo es de la era colonial, tanto Otomano como Británico y mantiene todas las paredes originales.

Villa Brown Boutique Hotel esta ubicado en una parte muy buena de la ciudad de Jerusalén. Esta a sólo 10 minutos caminando de la ciudad colonial amurallada. El barrio es de los más antiguos pero se encuentra en la ciudad moderna.

Si deseas reservar este hotel puedes ir a Booking.com

Talk to me