Antes de ir a Bali tenía la impresión de que la isla era chica. Estaba bien equivocada. Bali tiene 5,780 km2 y una población de 4,225,000 millones según el censo del 2014. Panamá tiene 75,417 km2 y una población estimada de 4 millones, así que Bali tiene más habitantes a pesar que es más pequeño. Y creanme que se siente. Las angostas calles están repletas de miles y miles de motos.

El problema del trafico es bastante severo en Bali y se debe a mala infraestructura vial. Sólo hay una autopista de 12 kilómetros que va sobre el agua que fue construida en el 2013. Por suerte conecta la capital Denpasar con el sur de Kuta, Nusa Dua y el aeropuerto internacional Ngurah Rai. Antes de esta autopista, el tráfico para ir al aeropuerto era aún peor.

Tomando esto en cuenta, debes planificar tus vacaciones a Bali y decidir en que lugar te quieres quedar. Esta decisión realmente depende de cuantos días tengas para visitar la isla y que actividades te gustaría realizar. Para estancias de 5 días o más, vale la pena quedarse en varios sitios para vivir los diferentes estilos de la isla.

Para mi la combinación perfecta es Seminyak + Ubud

Mira el mapa de Bali para comprender las distancias y ubicaciones

Nusa Dua

Nusa Dua es el lugar ideal para los amantes de los grandes resorts. El estilo me recordó un poco a Punta Cana donde todo fue perfectamente creado. Grandes bulevares con jardines repletos de filas de palmeras y otras flores tropicales que te llevan a tu resort cinco estrellas. Aquí encontraras las grandes cadenas hoteleras con reconocimiento internacional.

La playa de Nusa Dua es muy bonita con arena blanca, perfecta para bañarse. Puedes jugar golf en el Bali National Golf Club. Si quieres una relajación completa pasa al spa del resort para que te consientan. Los niños pueden pasar horas de entretenimiento en el kids club o bañarse en la piscina y playa.

Esta zona está bastante cerca del aeropuerto pero por su propio aislamiento el turista se perderá muchas experiencias autóctonas de Bali.

Hoteles en Nusa Dua

Melia Bali Resort Nusa Dua: la reconocida cadena hotelera española tiene un resort frente a la playa. Una remodelación inmensa se ha dado en el hotel que muestra signos de estilos pasados con toques modernos y cómodas habitaciones. Una piscina pasa justo por al frente de gran parte de los cuartos mientras que otra más grande esta frente a la playa.

The Westin Resort Nusa Dua Bali: fuimos a almorzar a este hotel y la comida estaba deliciosa. Tienen un restaurante de comida tipica de Indonesia frente al mar, además de otras opciones como pasta, tapas y japonés. El kids club esta completamente equipado para entretener mientras los papás se relajan.

Conrad Bali: es un lujoso resort con palapas frente a la playa para que los huéspedes se relajen. La piscina principal frente a la playa es más concurrida, mientras que puede ir a una piscina secundaria rodeada por camas en un ambiente tropical. Los cuartos son espaciosos con todas las amenidades.

Ubud

Debes quedarte en Ubud si buscas la experiencia de la película Eat Pray Love. Los amantes del yoga se van a sentir a gusto aquí ya que es una zona popular para retiros. Ubud es conocido por el “wellness”. Los turistas pueden relajarse en un spa y escapar del estrés de la vida moderna. Aquí también están los famosos curanderos que son sacerdotes que entregan mensajes espirituales a quienes los visitan.

Ubud está en las montañas y es la capital cultural de Bali. Debes manejar 45 minutos a Sanur si deseas ir a una playa. Lo impresionante del paisaje es su verdor y es conocido por sus campos de arroz. El centro del pueblo está lleno de tiendas y restaurantes, aparte de un mercado de pulgas. Puedes tomarte unas copas aquí pero no esperes encontrar fiesta como en Seminyak. Visita el templo de Goa Gajah que está cerca de Ubud. También puedes hacer river rafting, hiking, ir a pasear en un elefante en Bali o ver la danza Kecak en el templo de Uluwatu.

En esta zona hay opciones para todos los presupuestos. Los mochileros se pueden quedar en hostales o casas de familia. mientras que aquellos que buscan lujo tienen de los mejores hoteles del mundo incluyendo el Viceroy Bali y Four Seasons Resort Bali at Sayan.

Hoteles en Ubud

Alila Ubud: fue votado como el hotel #17 de los 20 mejores del mundo por la revista Condé Nast en el 2017. Este hotel en Bali es verdaderamente un oasis de tranquilidad en medio de la jungla. Y es el sitio perfecto para una luna de miel. Tienen villas montadas sobre zancos de madera con balcones enormes mirando a la jungla y otras con sus propias piscinas privadas rodeadas por un jardín tropical.

Jannata Resort Ubud: tiene una piscina infinity grandiosa con dos plantas que termina con una vista de la jungla. Este resort conecta a los visitantes con la naturaleza del área. Está ubicado fuera del centro de Ubud pero a una distancia fácil de llegar en taxi. Los cuartos están decorados con un estilo balines y usan elementos de madera hechos por carpinteros locales. Si quieres consentirte reserva una de las pool villas. El spa de Jannata Resort es muy completo y nos hicieron una clase de yoga.

Alaya Resort Ubud: fue votado como el Eco-Hotel Resort of the Year por AsiaSpa y el DaLa Spa se ganó el World Luxury Spa Award, ambos en el 2016. Este hotel fue cuidadosamente diseñado por diseñadores de Bali para crear una propiedad verdaderamente espectacular. Cada habitación tiene su propia terraza mirando a la piscina, aparte de un amplio baño con tina. Para llegar al restaurante principal debes pasar por un campo de arroz. Cuando fuimos tenían un espectáculo de baile típico de Bali.

Seminyak

Si quieres estar en el hot spot de Bali, debes de quedarte en Seminyak. Las playas son hermosas con cálidas aguas azules perfectas para ver el atardecer o pasar el rato en un club de playa. No son playas para hacer surf o buceo, lo que significa que no están tan llenas como otras playas de Bali.

Las calles están llenas de deliciosos restaurantes que ofrecen gastronomía de todas partes del mundo. Aprovecha para consentirte en los spas, incluso puedes ir a los spa dentro de los hoteles si no te estás hospedando. Puedes ir de shopping (¡a buen precio!) en las boutiques que adornan las calles. Debes ir a pie ya que esta zona tiene mucho trafico e ir en carro puede ser lento. Lo bueno es que es el sitio ideal para “people watching”, hasta hay un bar en la calle principal con gradas para ver y ser visto.

Esta es la zona viva de Bali, puedes encontrar divertidos bares y discotecas. Mi favorita fue La Favela que es estilo Andrés Carne de Res en Colombia. Esta lleno de “checheres” por todos lados, incluyendo antigüedades. En la terraza al aire libre puedes encontrar una enorme replica del Cristo de Corcovado. Jalan Dhyana Pura es la zona gay de Bali y esta en Seminyak.

Hoteles en Seminyak

Villa Jerami: es ideal para familias o grupos de amigos, ya que son 19 villas de 3 cuartos con piscinas privadas. El hotel tiene unos paquetes de honeymoon increíbles donde te decoran toda la piscina con flores y te hacen una cena romántica a la luz de las velas. También tienen un paquete donde te visten en los trajes típicos balines y te hacen una sesión de fotos.

Alila Seminyak: es un resort eco-friendly, muy lujoso frente a la playa. La arquitectura contemporánea es complementada por mucho verdor, incluyendo jardines verticales, techos verdes y paisajismo. Este resort en Bali tiene 99 cuartos, 140 suites y un penthouse distribuidos en edificios de cuatro pisos.