Baalbek en Líbano es un gran misterio del mundo antiguo

Los dos sitios que debes visitar en Líbano son la Gruta de Jeita y la antigua ciudad de Baalbek. Es muy fácil visitar la gruta ya que queda cerca de Beirut. Baalbek queda más lejos, a unos 90 kilómetros. El recorrido demora un poco menos de dos horas. Muchas personas aprovechan y visitan también la ciudad Omeya de Anjar.

Baalbek queda en el Valle de Beeka al este de Líbano casi frontera con Siria. Este valle es muy fértil y es donde se siembra la mayoría de la comida del país. A lo largo de la carretera vas a ver puestos que venden frutas y verduras. Los amantes del vino pueden aprovechar para visitar uno de los viñedos. Algunos tours incluyen esta opción, o si vas por tu cuenta puedes averiguar en línea cuales aceptan visitas.

Baalbek es uno de los templos romanos menos visitados

Si te metes al Internet vas a encontrar advertencias para los viajeros que dicen que no viajes a esta parte de Líbano. Baalbek es un centro de apoyo para Hezbollah. También hay muchos campamentos de refugiados de Siria en el Valle de Bekaa.

Antes de ir vi en Instagram fotos de otra panameña que estaba visitando este sitio con una amiga libanesa. Le pregunte que le pareció la seguridad y me dijo que todo bien. Como habíamos alquilado carro decidimos manejar a Baalbek. En la ruta hay muchos puntos de control que son intimidante, pero cuando ven que eres turista te dejan pasar rápidamente.

Al llegar debes estacionar tu carro un poco lejos de la entrada, frente a otra ruina que por alguna razón u otra no te dejan visitar. Pregunte en el sitio y me dijeron que llevan más de 30 años adecuando el área. Lo que si es cierto, es que los trabajos arqueológicos han parado en varias ocasiones por la inestabilidad del país. En la entrada puedes pagar con la moneda local o dólares si ya no tienes cambio.

Frente a la entrada se encuentra el templo de Venus que se ve un poco fuera de lugar con la ciudad “moderna” de Baalbek en el fondo.

Habían dos guías que nos ofrecieron su servicio y terminamos con uno llamado Fermi que era muy excéntrico y hablaba rapidísimo. Se la paso todo el recorrido coqueteandole a mi madre, pero por lo menos le gustaba tomarnos muchas fotos. Casi no habían turistas extranjeros, eran puras personas locales ya que fuimos el día de la independencia de Líbano.

Como fuimos en noviembre los días eran cortos y hacia mucho frío. Baalbek esta a 1150 m sobre el nivel del mar y en el invierno nieva muchísimo en la zona. No traje guantes y sentía que las manos se me congelaban cada vez que quería tomar una foto. Para rematar nos llovió durante el recorrido, pero por suerte habíamos llevado un paraguas.

El enigma de las piedras todavía no es comprendido

No hay más sitios en el mundo que se parezcan a Baalbek. Hay tantas enigmas sobre este sitio; se dice que Cain lo construyó de la furia de Dios, que el Rey Salomón lo construyó usando djinns (criaturas sobrenaturales) para la Reina de Sheba o que Nimrod lo construyó usando gigantes y lo llamó la Torre de Babel.

Lo cierto es que no se sabe como movieron estas piedras de la cantera al sitio. A un cuarto de milla de la antigua ciudad de Baalbek se encuentra la cantera.

Los arqueólogos que fueron en busca de una explicación encontraron tres piedras gigantescas que no llegaron a mover. Una tiene un nombre curioso, le dicen la piedra de la mujer embarazada. La tercera piedra fue encontrada recientemente, pero no han excavado su base, por los conflictos de la región. Se estima que pesa más de 1,200 toneladas.

La ruta de la cantera a Baalbek es colina arriba sobre terreno desigual. No hay evidencia que pudieron ser movidas con sogas, rodillos de madera y miles de esclavos, como se hizo en partes planas de Egipto o Mesopotamia.

¿Será la gran terraza de Baalbek una plataforma intergaláctica?

Varios de los templos incluyendo el templo de Baal- Jupiter están sobre un montículo de ruinas anteriores. Los templos originales que se piensan que fueron de los Canaanitas y pueden ser más de 2,000 años mayores que los Romanos que vemos actualmente. Las pierdas del montículo original pesan más de 1,000 toneladas y algunas llegan a medir 68 x 14 x 14 pies. Lo más curioso es que no son la fundación de esta estructura, sino hay tres filas de piedras más chicas abajo de las piedras gigantescas. Lo normal sería poner las piedras pesadas abajo y las chicas arriba.
Las piedras fueron cortadas al ras una con la otra. El Templo Funerario de Kefrén en Giza, cuarta dinastía (alrededor del 2500 a.c.) tiene un trabajo de piedra similar. También se han encontrado estructuras similares en Ollyantaytambo en Peru y Tiwanaku en Bolivia. Es un gran misterio quien realmente construyó semejante estructura de piedra.
La explicación que da epopeya de Gilgamesh (también es mencionada en mi articulo sobre los Cedros de Dios) es que la gran terraza era una plataforma de aterrizaje intergaláctico.

De los Fenicios a los Romanos

Baalbek es una antigua cuidad Fenicia que puedo haber sido habitada tan temprano como 9000 a.c. durante la era de piedra. Fue un sitio de peregrinaje al Dios del cielo, Baal y su consorte Astarte, la Reina del cielo.

Baalbek es arameo y significa Señor Baal del Valle de Bekaa.

 

Alejandro Magno conquistó Baalbek en 334 a.c. Los romanos le cambiaron el nombre al sitio a Heliopolis o la ciudad de Sol. Ellos mejoraron considerablemente la infraestructura de la ciudad.

Bajo el reinado del emperador Septimus Severus se construyó el templo de Baal- Jupiter sobre la gran terraza que antes tenia el templo de Baal y después el de Zeus. Este templo es el edificio religioso más grande y adornado de toda la historia del Imperio Romano.

Sólo quedan 6 columnas originales del templo de Jupiter que actualmente están siendo restauradas.

El templo de Baco es más grande que el Partenón en Atenas. Baco es el Dios del vino y tienen mucho que adorar ya que los vinos del valle de Beeka son muy buenos y bastante económicos. Esta fue la primera discoteca ya que se hacían fiestas con vírgenes. Las estatuas dentro son de personas sin ropa.

Las familias ricas de la ciudad daban a sus hijas mayores como sacrificio para que Jupiter los protegiera. Los sacerdotes bailaban con ellas toda la noche hasta que ya no hubiesen vírgenes el día siguiente. Las mujeres embarazadas permanecían nueve meses dentro del templo hasta que dieran a luz. De allí podían retornar a sus casas y los niños se quedaban dentro para volverse sacerdotes.

La conquista católica de Constantino llega a Baalbek

Cuando Constantino el grande empezó a forzar la religión cristiana en 313 d.c. se convirtieron los templos en iglesias. Esto incluyó los templos de Júpiter, Baco, Venus y Mercurio. Los bizantinos movieron los mosaicos del templo de Jupiter a Hagia Sophia en EstambulDesmantelaron y se llevaron ocho de las columnas de piedra que fueron traídas de Egipto.

Hay tallados hexagonales en el techo y algunos se han caído. Son de la gente más rica del imperio Romano que seguía donando dinero para construir Baalbek ya que aman a sus dioses y no creían en la religión cristiana. Uno de estos tallados tiene un mural de Cleopatra y Marco Aurelio.

La construcción fue abandonada ya que se pueden ver piezas de piedra sin tallar.

Los musulmanes convirtieron la ciudad en una gran fortaleza

En 637 llegaron los musulmanes cuando le ganaron a las fuerzas bizantinas. Cambiaron el nombre a la zona a “Al-Qalaa” que significa la fortaleza. Aprovecharon para fortificar los templos y las paredes. Construyeron una mezquita entre los templos Romanos y destruyeron todo lo que era católico.

Nuestro guía nos comentó que los musulmanes desenterraron las piedras fundamentales del Templo de Júpiter de Adriano. Utilizaron esto como su plano para la Cúpula de la Roca en Jerusalén pensando que era un templo judío.

Mahoma inicialmente instruyó a sus seguidores a orar hacia el templo en Jerusalén hasta que se dio cuenta que los judíos no se convertirían al Islam, luego cambió y dirigió todas las oraciones a La Meca.

El pacto del Imperio Otomano con los alemanes

El Imperio Otomano conquistó la zona e ignoraron la ciudad y dejaron que las ruinas se deterioraran. Terremotos siguieron haciendo daño, hasta que en 1898 el emperador alemán Wilhelm II visitó Baalbek. Hizo un acuerdo con el Sultán Abdul Hamid II para dividir en mitad lo que encontraban sus arqueólogos. El acuerdo todavía se encuentra dentro del templo de Baco.

En 1903 llegaron los arqueólogos alemanes. La escalera para entrar a la ciudad fue construida por ellos ya que la original se cayó. Se llevaron 85 cajas de objetos de Baalbek al museo de Berlin y al museo nacional en Istanbul.

Baalbek fue designado como Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO en 1984.

Si visitas esta zona asegurase de revisar las noticias para verificar que este tranquilo. También te recomiendo que comas un tipo de empanadas de cordero llamadas “sfeeha” que las venden en frente al lado de una tienda de souvenirs. Se les pone limón y se toma con un yogurt natural.

Talk to me