Anjar fue la ciudad palacio de la dinastía Omeya

Nuestra visita a Anjar y Baalbek se complicó por la celebración de la independencia de Líbano. El Presidente hizo un desfile militar casi al frente de nuestro hotel en Beirut. El Four Seasons Hotel Beirut tuvo que intervenir por nosotros para convencer a un policía de que abriera su barricada para poder sacar nuestro carro.

Puedes hacer esta gira en un tour operador o puedes ir por tu cuenta si alquilas un carro. Ten en mente que las carreteras están en buen estado, pero manejan muy mal en Líbano. Además hay muchos controles militares, pero cuando ven que eres turista te dejan pasar sin problemas. Fuimos primero a Baalbek que queda más lejos y luego fuimos a Anjar.

Turismo en Anjar

La guerra con Siria ha afectado muchísimo el turismo en ambos sitios. Se cerró la carretera en Siria que permitía que sus ciudadanos cruzaran a Líbano. Los tour operadores ya no pueden hacer circuitos turísticos con este país, lo que ha bajado considerablemente el número de turistas. Además, su ubicación en el Valle de Bekaa cerca a la frontera con Siria asusta a muchos turistas internacionales. En esta zona hay muchos campos de refugiados.

Anjar es un pueblo principalmente armenio que fue diseñado por los colonialistas franceses en forma de un águila con sus alas extendidas. Es famoso por sus estanques de agua dulce donde se puede pescar trucha y sus plantaciones de frutales.

La mezcla entre la gastronomía armenia y libanesa ha hecho que ese se convierta en un destino para los foodies. Muchos libaneses van a comer durante el fin de semana. Si te quieres quedar en la zona, hay un sólo hotel en Anjar. También puedes escoger entre tres hoteles en Chtaura que está a 15 kilómetros.

Si eres amante de la naturaleza puedes visitar Ain Gerrha, el gran manantial de Anjar. Kfar Zabad son ruinas de un templo romano con una cueva que tiene estalactitas y estalagmitas. Majdal Anjar es otro templo de la era romana que esta cerca de la antigua ciudad de Anjar. El mausoleo de Al-Wali Zawur es un lugar de entierro de un personaje religioso de la época medieval.

Anjar es el único sitio Omeya en el Líbano

Empecemos por lo más importante ¿quiénes son los Omeyas o Umayyads? Los Omeya fueron una tribu Quraysh descendientes de Ibn Abd Shams Umayya. Al principio se opusieron incondicionalmente al profeta islámico Mahoma pero eventualmente se convirtieron al Islam.

Anjar fue fundada por el Califa Walid ibn Abd Al-Malik entre 705-715. Califa es una persona considerada como un sucesor religioso del profeta islámico Mahoma y es un líder de toda la comunidad musulmana.

Anjar viene del término árabe “ayn al-jaar” que significa agua de la roca: una referencia a las corrientes que fluyen. Esta antigua ciudad está ubicada cerca del río Litani, a 58 km de la capital de Beirut.

La ubicación solía ser muy buena, ya que sirvió para que se convirtiera en un centro comercial en el cruce entre Beirut y Damasco.

En contraste con las otras ciudades históricas como Tyre, Saida, Beirut y Biblos; la época de gloria de Anjar no duro mucho. El reinado de los Omeya en el siglo VIII sólo duro 100 años. La antigua ciudad prospero por muy poco tiempo, entre 20 y 30 años, pasando al mando del hijo Califa Ibrahim. En 744 los Abbasids conquistaron la ciudad y quedó en ruinas. Nunca se completó la construcción de la ciudad.

Una ciudad antigua con planificación romana

El gran esquema arquitectónico de Anjar está hecho para ser un cuadrilátero casi perfecto. Tiene calles perpendiculares y callejones que se cruzan en el centro de la ciudad. Esta división en cuarto partes se basa en principios de planificación de ciudades romanas. La ciudad tiene inscripciones de fechas que muestran que fue habitada por los griegos y romanos desde el año 395.

En Anjar existían tres grandes palacios, baños públicos de inspiración romana, una zona residencial, una mezquita y un centro comercial.

El centro comercial era realmente grandioso, con 600 tiendas que han sido descubiertas. Están una después de la otra en dos calles que se cruzan, incluyendo la calle principal de 20 metros de ancho.

Los turistas entran por la puerta norte, cerca de los baños romanos que fueron decorados con hermosos mosaicos que todavía se encuentran en el sitio. Esta zona fue designada para poder evacuar la agua sucia de manera eficiente.

Las mejores atracciones de la ciudad se encuentran en la parte sur. En el sureste está el Palacio del Califa en la parte más elevada de la ciudad de Anjar. Es impresionante ver como las columnas de doble altura no se han caído, a pesar de que la zona ha tenido varios terremotos.

La historia de los Omeya está llena de guerra y conquistas. Por lo mismo debieron haber necesitado mucha defensa, así que construyeron paredes altas alrededor de la ciudad. Además hay 40 torres repartidas alrededor de una zona rectangular.

Anjar fue designada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Talk to me