The Chedi Muscat es uno de los hoteles más lujosos en la capital de Omán. No es de sorprender que sea parte de The Leading Hotels of the World. Un hotel debe probar ser de lujo y “tener atributos inusuales notables” para poder ser parte de este grupo elite. Ser admitido significa que tiene estándares altos de acomodaciones, servicio, gastronomía, facilidades y empleados. Por lo tanto estaba muy emocionada de hospedarme en ese hotel durante mi visita a Mascate.

La ciudad de Mascate tiene muy buenas carreteras. Alquilamos un carro y llegamos del aeropuerto al hotel en menos de 15 minutos. El estacionamiento es gratis como en todos los sitios que visite en la ciudad. Uno que esta acostumbrado a pagar por estacionarse, se pone feliz al realizar que hay países que aún no han adoptado esa política terrible. Desde The Chedi Muscat puedes visitar sitios como la Ópera Real de Mascate y la Gran Mezquita del Sultán Qaboos. También puedes ir a la parte histórica de Mascate que queda a 20 minutos.

Este hotel fue inaugurado en el 2003 siendo el primer hotel moderno de Omán. Hoy en día hay muchos hoteles en Mascate. Sólo han remodelado el spa y el gimnasio en todo el tiempo que han estado abierto.

La arquitectura es inspirada en el estilo árabe con edificios blancos entre una colección de jardines y cuerpos de agua.

Cálida bienvenida

El proceso del check-in en The Chedi Muscat se hace en una tolda al estilo de los beduinos.

Al llegar nos dieron toallas frescas para refrescarnos y una bebida.Luego llenamos un formulario donde preguntan hasta qué periódico queríamos leer. En ese momento nos dieron la buenísima noticia que nos habían hecho un upgrade a una suite.

El hotel esta disperso en ocho hectáreas frente al Mar Arábigo a lo largo del Golfo de Omán. En ese momento nos dieron la buenísima noticia que nos habían hecho un upgrade a una suite.

Una suite preciosa

The Chedi Muscat tiene 158 cuartos; de esos 60 son standard, 60 son deluxe y 38 son suites. Las suites son más grandes con 62 metros cuadrados. La sala de estar tiene un sofa que bordea tres de las cuatro paredes del cuarto; la ultima tiene un escritorio. En todos lados hay detalles. Sobre el sofa estaba una bandeja con licores y snacks como durazno seco y pistachios. En el escritorio había una carta de bienvenida y una pequeña cajeta con un khanjar de regalo. Para los que no saben, khanjar es la daga tradicional de Omán y se usa en la correa. Los uniformes de los hombres en el lobby la incluyen.

Si tienes una suite los contenidos del mini bar son de cortesía e incluyen cerveza, agua, sodas (que no tomo) y te frío. Lo que escojas lo puedes tomar en tu terraza privada que mira a una piscina de agua rodeada por fuentes y jardines.

El cuarto principal tiene una cama king con una elegante lampara pintada de plateado que cuelga desde el techo. El baño es enorme con tina y ducha. Tiene lavamanos y closet separados para él y ella. Este hotel esta diseñado más que todo para parejas no familias.

Lo mejor de quedarte en la suite es poder ir al club lounge. Ofrece te y bebidas todo el día. En las tardes hacen un happy hour con opciones gourmet de picadas que incluyen tartar de carne, samosas, y salmón.

El clima es agradable por eso la mayoría opta por sentarse en mesas ubicadas en la terraza. No esperes interacción con los otros huéspedes ya que todos están en su mundo. Otros beneficios de la suite son transfer gratis al aeropuerto, lavandería y periódico diario.

Amenidades de The Chedi Muscat

Chedi es una cadena hotelera con sede en Singapur pero no tienen hotel en ese país. Sus hoteles están en los Emiratos Arabes, Indonesia, India, Suiza, India y Montenegro. Pronto estarán abriendo otro hotel en China. Todos son boutique de lujo.

Puedes encontrar tres piscinas en The Chedi Muscat; dos son para adultos y una para familias. La piscina más notable es llamada “piscina larga”. Es la más larga de todo el Medio Oriente con 103 metros, dos veces el largo de una piscina olímpica.

El spa sólo usa marcas de origen orgánico que están exhibidas para que los clientes puedan escoger. Los tratamientos son basados en los principios de aromaterapia, herbalismo y Ayurveda. Ofrecen servicios de salón de belleza como manicura y pedicura, al igual que faciales y masajes en 13 cuartos de tratamientos.

Lo más impresionante del spa sin duda es el cuarto de estar al final del pasillo. Tiene una ventana al estilo arábico que mira hacia el mar y una fuente central para la relajación. En este lugar te sirven té o agua con frutas mientras esperas o después de tu tratamiento.

Tienen ocho restaurantes y lounges incluyendo el principal que abre para desayuno, almuerzo y cena. El restaurante de la playa es de mariscos. Cada piscina tiene su restaurante: Sarai es de comida internacional; Chedi sirve almuerzos y la piscina larga tiene comida japonesa y asiática. Una vez a la semana hacen un BBQ a aire libre en Chedi. Hay dos lounges, uno es solo para fumar shisha y el otro sirve comida arábica una vez a la semana.

Las facilidades al aire libre sólo abren de octubre a abril que es temporada alta. De mayo a septiembre es el verano y las temperaturas en Omán llegan a subir a los 49 °C (120 °F). En tu próxima visita a Mascate deleitate con una estadía en The Chedi Muscat.