Hotel Santa Catalina Panamá ofrece Retreats de Yoga y Surf

Hotel Santa Catalina Panamá estaba recién abierto la primera vez que me hospedé. Este hotel en Santa Catalina, se encuentra a unas cinco horas en carro desde la ciudad de Panamá. Existe una pequeña pista para aviones en un complejo residencial y otra en la isla de Coiba, pero prácticamente no se utilizan. Manejar es la mejor opción, ya que para llegar en bus debes cambiar varias veces, primero en Santiago y luego en Soná. Alquilar un carro en Panamá es bastante económico, al igual que la gasolina. Sólo debes estar pendiente en Waze, ya que los límites de velocidad son bajos en algunos lugares.

Booking.com

Hotel Santa Catalina Panamá

Kenny Myers es uno de los primeros surfistas panameños. Como buen aventurero, siempre buscaba olas en lugares remotos. Llegó a Santa Catalina y se enamoró del lugar. En 1981 compró la propiedad donde se encuentra el Hotel Santa Catalina Panamá, justo al frente de la mejor ola de surf. Originalmente era “Kenny’s Surf Camp” con una cabaña rústica sin agua, ni electricidad.

Jon Hanna es otro surfista que visitó este pueblo toda su vida. A los 10 años fue por primera vez para participar en una competencia de surf. Jon y Kenny se asociaron y en junio del 2010 abrió el hotel.

Tenían seis habitaciones en un complejo en forma de “U” con un patio central. Pero, mucho pasa en nueve años y cuando regresé en diciembre del 2019 ya tenían 18 habitaciones. Existen cuatro diseños de habitaciones, todas muy espaciosas. Las habitaciones standard tienen una cama king, que pueden convertirse en dos twin, y un camarote con capacidad para cuatro personas. La suite doble tiene una cama king o dos camas twin y la suite triple tiene una cama king y una twin. Estas habitaciones tienen cocina americana con mini-nevera. Con dos pisos, la family suite es la habitación más grande, apta para alojar hasta seis personas.

Todas las habitaciones tienen baño privado con agua caliente, secador de pelo, aire acondicionado, televisión y caja de seguridad. Están decoradas con materiales rústicos, incluyendo piedra y cemento. Las puertas y ventanas son de madera, al igual que los muebles. Afuera tienen una zona de estar con hamacas que es donde me sentaba a leer. Una pequeña mesita servía como escritorio para trabajar, mientras que usábamos las sillas para secar los trajes de baño.

Restaurante Pescao

Pescao es el nombre del restaurante en el Hotel Santa Catalina Panamá. Esta expresión panameña coloquial es utilizada luego de que un pez ha sido pescado. Me parece muy apropiado considerando que esta zona de Panamá se encuentra en el Océano Pacífico. Tradicionalmente, Santa Catalina siempre ha sido un pueblo de pescadores. Por lo tanto, se consigue mariscos frescos todos los días. El menú utiliza ingredientes locales y tropicales como cítricos, yuca, piña, aguacate, melón, entre otros.

Este lugar ha estado sirviendo comidas desde los 1980s cuando intercambiaban mariscos por productos de la ciudad de Panamá, ya que en esos tiempos no había tienda en el pueblo. Esos mariscos frescos se cocinaban en una chimenea de ladrillo de madera rústica. Hoy en día ya se encuentran dos tiendas y muchos restaurantes en Santa Catalina.

Amenidades

Frente al restaurante Pescao se encuentra una piscina infinity con mesas de picnic y sillas de estar. La vista es preciosa, frente a la famosa ola. Un pequeño sendero te lleva a la puerta de salida al Océano Pacífico. Justo antes vas a encontrar un cobertizo con kayaks y tablas de stand up paddle (SUP). Los huéspedes pueden utilizarlas de forma gratuita, al igual que las bicicletas y patinetas. Se puede ir en kayak a la Isla Catalina que queda frente a la Playa Pública. Los surfistas usan las bicicletas para transportar las tablas, ya que Playa El Estero queda a unos minutos caminando o en bicicleta.

El Hotel Santa Catalina Panamá tiene una tienda de surf. Venden y alquilan tablas de fibra y epóxicas, al igual que ropa, sombreros, toallas y demás. No tiene costo utilizar las tablas de foam para los surfistas principiantes. Aquellos que quieran surfear con un guía o quieran tomar una clase, pueden solicitarlo al hotel. También organizan tours a las islas, buceo en Coiba y pesca deportiva.

En los terrenos del hotel vas a encontrar un pequeño parque infantil ideal para aquellos que viajan con niños. Considerando el tamaño de las habitaciones, diría que es un hotel ideal para ir con familia o amigos.

Surf en Santa Catalina

Santa Catalina fue descubierto como destino de surf en los 1970s. No había infraestructura, pero esto no disuadió a los surfistas incluyendo algunos campeones internacionales. Los locales creen que el destino nunca se desarrolló porque estaba muy lejos de un aeropuerto, a diferencia de Bocas del Toro que fue descubierto luego. No importa cuál sea la razón, los que visitan están felices de encontrar olas de categoría mundial sin muchas personas. Muchos de los que surfean son locales, incluyendo niños, que luego pasan a competir o ser instructores de surf. Es difícil llegar a tener este nivel de talento, ya que toda la vida practican el deporte.

Hotel Santa Catalina Panamá se encuentra frente a la ola más famosa, llamada La Punta. Según Jon Hanna es la mejor ola de todo Panamá y no hay nada que se compare en cuanto a calidad. Tiene mejor forma y consistencia que la mayoría, además el swell pega en diferentes direcciones. Se puede remar desde el hotel a La Punta utilizando un canal. Esto permite que los surfistas lleguen sin estar cansados. Si te encuentras en medio de la zona de impacto puedes coger la espuma, regresar al canal, remar al pico e intentar nuevamente. El pico se encuentra a 700 metros de la boca del canal. Esta ola es para surfers avanzados, con un point break de derecha que llega a los 15 pies recorriendo más de 400 metros. La ola consistente todo el año, pero es más chica durante el verano de enero a marzo.

Cuando hay swell grande se puede surfear hasta en la Playa Pública de Santa Catalina. Otras opciones son Punta Brava y Punta Roca. Isla Cebaco es otra opción, pero demora unos 40 minutos en bote. A media hora en la costa también se encuentran olas.

Santa Catalina Retreats

Había un retreat de surf y yoga cuando nos quedamos en el Hotel Santa Catalina Panamá. Una australiana llamada Vicky nos preguntó si queríamos participar en las clases de yoga y surf. Nos pareció divertido, así que aceptamos. La clase fue bastante básica, en el yoga deck frente a la piscina con vistas al Océano Pacífico. La idea era tomar la clase al atardecer, pero la naturaleza tuvo otros planes y empezó a llover. Tuvimos que salir corriendo para el yoga studio techado. En su sitio web tienen una lista de instructores locales e internacionales entrenados en diferentes disciplinas de yoga y reiki.

Después de la clase, tomé una copa de vino y entreviste a Vicky. Junto a Sergio, su pareja que es instructor de surf certificado por International Surfing Association (ISA), realizan experiencias curadas de surf y yoga todo el año. Tienen un calendario con diferentes opciones que duran entre cinco y nueve noches. Sorprendentemente tienen precios muy accesibles para todo lo que ofrecen. Se han unido a proveedores locales, incluyendo el Hotel Santa Catalina Panamá, ya que quieren dar devuelta a la comunidad.

Experiencias Incluidas

Cada detalle es tomado en cuenta, para que las personas que participen no tengan preocupaciones. Invitan a los huéspedes a explorar los hermosos destinos que ofrece Santa Catalina. Los llevan a la Isla de Santa Catalina en kayak o stand up paddle (SUP) para disfrutar de un picnic. Otras opciones son cabalgatas al atardecer en Playa El Estero o masajes. Muchos quieren visitar el Parque Nacional Coiba para hacer snorkeling o buceo con tanque.

Las personas que participan en Santa Catalina Retreats van desde los 20 a 70 años de edad. Mi grupo tenia una pareja alemana que tenía 70 años y dos americanas que podían tener casi 30 años. Estas personas jamás hubiesen vacacionado juntas si no hubiese sido por el retiro. Por lo general, los grupos tienen un promedio de 10 personas, pero pueden variar entre 5-25. Buscan personas que vivan en ciudades, que necesiten escapes para enfocarse en ellos mismos.

Estos retreats no son para surfistas avanzados, sino para nivel principiante o intermedio. No es necesario tener experiencia previa, ya que Playa El Estero es ideal para aprender. Sergio ha surfeado por toda América Latina y dice que es la mejor playa que ha encontrado. Esto se debe al hecho que las olas no son tan grandes, pero son buenas. La playa se mantiene bastante vacía la mayoría del año. Un fondo de arena es ideal para aprender, sin preocupación por rocas o arrecifes peligrosos.

Clases de Surf

Las clases son personalizadas, utilizando instructores locales como Oli y Casey. Sergio me enseñó en una hora, primero con teoría y luego con práctica sobre la arena y en el agua. Usualmente las clases se dan en un periodo de cinco días. El primer día de clase incluye dos horas de seguridad, incluyendo cómo cargar la tabla, cómo llegar al lugar detrás de la ola y y cómo remar para agarrar una ola. En el segundo día te enseñan cómo pararte en la arena, si eres ágil y rápido puedes hacer un salto mirando adelante, como un ninja. Esto fue lo que practicamos, sólo que cambiaba de pie delantero cada vez que me paraba. Eso puede ser porque era zurda y luego me hicieron cambiar a derecha.

Usamos una tabla de foam con fibra, es rígida por dentro. Tenía 98 litros (las profesionales tienen 25 litros) que la hacía bastante voluminosa y estable. Estas tablas son para poder pararse fácilmente, no para hacer maniobras. La idea es poder agarrar la ola antes que rompa e ir a la derecha o la izquierda. Si no sabes surfear puede ser que vayas recto por la espuma como hice yo. Puede pararme al tercer intento e ir hasta el final. Las clases te ayudan a tener mejor lectura de la situación para estar en el lugar indicado en el momento indicado para agarrar la ola.

Visitar el Hotel Santa Catalina Panamá es bueno para el alma, ya sea en un retreat o simplemente conectarse con la naturaleza por unos días.

Recursos para Viajeros

Comparto algunos de mis sitios favoritos que uso para planificar mis viajes. CheapOair es un sitio que compara precios de boletos aéreos en muchísimos sitios para presentarte las mejores opciones de vuelos y precios.

Si estás buscando hoteles recomiendo utilizar el portal de Booking que tiene las mejores ofertas. Para hostales sería Hostelworld y para apartamentos uso Airbnb. Luego debes decidir qué hacer, Get Your Guide tiene muchísimas opciones de tours. Discover Cars tiene excelentes precios en alquileres de carro. Como corredora de seguro, recomiendo comprar Seguro de Viajero con todas las incertidumbres que hay en este mundo moderno.

Mi tienda en Amazon contiene mis productos favoritos que utilizo cuando estoy viajando y cuando estoy en casa.

Puede ser que reciba una comisión si reservas en cualquiera de estos sitios. Esto no tiene costo para ti, pero me ayuda a seguir viajando y produciendo contenido. Todas las empresas son sitios que uso y puedo recomendar. No dudes en contactarme si tienes cualquiera consulta.

Talk to me