Coordinando nuestra visita a Boquete quedamos en hospedarnos dos noches en Hacienda Belina en Palmira. Esta finca de cinco hectáreas y media está ubicada a unos doce minutos del pueblo de Boquete en una carretera bastante buena. Hospedarse en este lugar es muy diferente a quedarse en un hotel ya que a pesar de que tienen cuatro habitaciones separadas, están junto a la casa de Hector Sánchez y su familia. Además, son tan amables que instantáneamente sientes que eres un familiar más.

Hector y su esposa Linda Heemstra, oriunda de Ohio, Estados Unidos, se conocieron en la Universidad de Colorado en 1970. Es nativo de Concepción, Bugaba. Estudió educación física y practió artes marciales la mayoría de su vida. Trabajó para el Comando Sur en la Zona del Canal. Todavía en sus setentas es un hombre que tiene muy buenas condiciones físicas.

Hospédate en Hacienda Belina

Hacienda Belina es una finca cafetalera que además produce mango, piña, aguacate, maracuyá, guanábana y otras frutas. Han sembrado árboles y frutas que supuestamente son de áreas más caliente pero han dado buenos resultados. Los visitantes pueden caminar por un sendero entre las plantas de café.

Originalmente Hacienda Belina era una foresta que convirtieron en finca de café pero dejaron muchos árboles para que los pájaros tuvieran lugares para anidar. Estos árboles retienen el agua en las caídas así que protegen las vertientes manteniendo los ríos con buen volumen.

Tienen 4 cuartos con diferentes tipos de cama, cada uno con su baño privado y una terraza con hamacas compartida. Prefieren alquilar a grupos de amigos o familiares para que tengan su privacidad. Los huéspedes pueden degustar las frutas tropicales según la temporada, además del café. Se puede ver el Volcán Barú desde el jardín que es ideal para hacer picnics.

Kara, la hija de Hector, es chef profesional. Vive entre la finca en Boquete y Saint Marteen donde tiene una pastelería junto a su esposo. Cuando fuimos estaba en Boquete y nos hizo deliciosas comidas.

Ella quiere hacer cursos de pastelería en Hacienda Belina y nos puso a hacer y decorar un dulce. También ha hecho campamentos infantiles. Si te hospedas puedes pedirle que te prepare las comidas por un costo adicional, que sin duda vale la pena.

Ruta del Aguacate

Hector tiene otra finca satélite que queda a 45 minutos de Palmira. Tenía crías de ovinos y caprinos pero optó por sembrar aguacates en vez de tener animales. La finca tiene 18 hectáreas y cuenta con una pequeña cabaña con agua que se puede alquilar. No hay señal de celular ni luz en el sitio, pero están en proceso de ponerle paneles solares.

Es un sitio de retiro obligado ya que debes llegar en un vehículo 4×4 por que la carretera esta en muy mal estado. El gobierno no ha arreglado el esfuerzo que hizo Hector para que pudieran tener acceso a las diferentes fincas de la zona.

Vas a disfrutar esta finca si eres como yo y te gusta hacer senderismo para observar la naturaleza. Los bosques nubosos son sitios ideales para caminar sin sudar demasiado.

Aparte tienen una biodiversidad única donde encontraras orquídeas salvajes y otras especies nativas que probablemente no has visto en ningún otro lado. Se pueden ver muchísimas especies de aves, especialmente si vas temprano o a final de la tarde.

Boquete es famoso por su café y se esta desarrollando la ruta del café, pero Hector Sánchez quiere hacer la ruta del aguacate. Hacienda Belina sería una de las fincas, además de otro vecino venezolano tiene casi 30 mil árboles sembrados.

La idea es sembrar diferentes variedades de aguacate para tener frutos todo el año sin tener que importar. Aguacates dan sombra y se puede hacer un turismo que incluya paseos a caballos.

Siembra de caña de azúcar

En la zona se siembra caña pero deja la tierra muy ácida y la daña. Algunos productores rotan cultivos para mejorar el Ph.

Cuando salimos de la finca pudimos ver un señor haciendo raspadura de caña con una maquina que muele la caña, luego hirve el jugo en un caldero y finalmente lo deja secar en moldes.

River Rafting en Panamá

Hector fue el pionero en river rafting en Panamá con su empresa Chiriquí River Rafting. Contrata guías locales de la zona que muchos son indígenas Ngöbe-Buglé. A través del año ofrece la experiencia en diferentes ríos en la provincia de Chiriquí. Los caudales de los ríos dependen de la lluvia por lo tanto algunos son exclusivos a la temporada de lluvia entre mayo y noviembre.

En verano se limitan al Río Chiriquí Viejo y Fonseca, mientras que en invierno las condiciones son buenas y hacen viajes en ríos grandes. Incluso practican rafting en Río Grande cerca de Penonome para las personas que viven en la capital. Salen a las 5:30 a.m. de Boquete para llegar a las 9 a.m,, haciendo el viaje y regresando el mismo día. Rafting en Chiriquí requiere tres personas mínimo y en Río Grande son cinco. Los viajes incluyen almuerzo, agua, transporte.

Puedes contactar a Hector al +507 6879-4382 o al correo rafting@panama-rafting.com

Reserva tu estadía en Booking

Más fotos: