El Cementerio General de La Paz atrae turistas

Es inédito pensar que un blog de viajes recomiende visitar un cementerio como destino turístico pero el Cementerio General de La Paz en Bolivia es un lugar que vale la pena ir. Nosotros fuimos en taxi desde nuestro hotel en La Paz. También puedes llegar tomando la linea roja del teleférico que tiene una parada frente a la entrada posterior. Si visitas La Paz vale la pena montar el teleférico, que es similar al de Medellín.

Vas a notar que las puertas del teleférico tienen la cara de Evo Morales, el narcisista presidente de Bolivia.

En la parte superior de la línea hay una montaña en la cual hacen un mercado de pulgas. Subimos a ver qué tal pero era muy local así que no encontramos nada que valía la pena.

Frente al Cementerio General de La Paz está la parada de bus que te lleva a Tiwanaku o Copacabana en el lago Titicaca. Si vas a cualquiera de estos dos destinos puedes aprovechar para visitar el cementerio antes de hacer el viaje.

Cementerio General de La Paz es histórico

El 25 de enero de 1826 se estableció el Cementerio General de La Paz por decreto del Mariscal Antonio José de Sucre. Durante su presidencia estableció la creación de cementerios en todo el país de Bolivia. Anteriormente los ciudadanos enterraban a sus muertos en los atrios de las iglesias pero esta practica se volvió insostenible a medida que creció la población.

Su ubicación se encuentra entre el centro histórico y El Alto. La entrada principal es por la Avenida Baptista con un arco que conduce directamente a la capilla principal. Frente a la entrada se organiza un mercado de abastos donde puedes comprar frutas y verduras.

Es común ver a muchísimas personas organizando fiestas, almuerzos y reuniones familiares en el cementerio. En el Día de los Muertos se vuelve aún más animado.

En los 1930s el gobierno de Bolivia tomo control del cementerio haciéndolo público. Esto fue para beneficio de los residentes más pobres que no tenían tierra o recursos para enterrar a sus muertos.

Este cementerio es un sitio de contrastes ya que se puede encontrar monumentos y mausoleos para conmemorar familias prestigiosas y personajes ilustres en la historia de Bolivia.

Superpoblado

El Cementerio General de La Paz tiene un tamaño enorme, con 92,000 metros cuadrados, que equivale a 1.5 millas o 15 cuadras de una ciudad. Es el más grande de todo Bolivia. Sin embargo, hace mucho tiempo se quedó chico para la gran cantidad de muertos que se encuentran en sitio. La necropolis esta hecha como si fueran apartamentos que pueden llegar a tener más de cuatro pisos de alto.

Tumbas compactas están montadas una sobre la otra. El único toque personalizado es una vitrina en su parte frontal donde los familiares colocan objetos que eran preciosos o representaban a sus seres queridos. Me pareció super chistoso encontrar tantas tumbas con botellas de Ron Abuelo, que es el ron de Panamá, y Coca Cola. También ponen flores y fotos. Si las tumbas están en la parte superior de los edificios es posible usar la ayuda de escaleras para subir.

Las tumbas solo se reservan por 10 años, después deben cremar los cuerpos o trasladarlos a otro espacio mas pequeño. Algunas personas son enterradas sin orden o documentos. Si no pagan los costos son evacuados, muchas veces sin aviso y los cuerpos no pueden ser trazados posteriormente. Se puede comprar una tumba por perpetuidad pero cuesta 10 veces el salario mínimo mensual y pocos pueden pagarlo.

Puedes visitar el Cementerio General de La Paz por tu cuenta como hicimos nosotros o ir en un recorrido a pie con un guía que explique la historia de este lugar tan interesante.

Talk to me