Muele caña, ordeña y monta a caballo en Hato Viejo

Hato Viejo inició como una finca agro turística en Panamá en el 2004. Esta finca de 170 hectáreas está ubicada en Antón en la carretera Panamericana cerca de las más famosas playas del Pacífico en Coclé. Originalmente pertenecía al Cacique Chirú y era un criadero de venados. Es muy raro verlos hoy en día. Antes de pasar a los actuales dueños fue un asentamiento campesino que cultivaba arroz y maíz.

Experiencias agro turísticas

Al principio, Hato Viejo sólo ofrecía los tours que son paseo a caballo, experiencia de ordeño y trapiche tradicional. Cuando fuimos a visitar nos mostraron todas las experiencias. Empezamos con el ordeño donde te enseñan como limpiar la ubre para evitar que se contamine la leche para luego proceder a secarla. Debes jalar con cuidado la tetilla para sacar el sucio y luego colocar una cubeta abajo. Vas a jalar hasta que parezcan desinfladas y hayas sacado toda la leche.

Tienen como 150 cabezas de ganado de ceba como pasatiempo pero sólo ordeñan dos. No hay un mínimo de edad, pueden hacerlo niños desde los dos o tres años. Los vaqueros de Hato Viejo siempre estarán para ayudar.

Luego nos enseñaron como ensillar un caballo. Ya tenía experiencia montando como practicaba equitación cuando era chica. Tienen 8 caballos que es ideal para organizar una cabalgata en grupo. Hicimos un sendero corto hasta un río donde fuimos con los caballos hasta que no quisieron seguir más profundo.

Si deseas ir por más tiempo tienen un sendero de 2.25 kilómetros que sale y termina en el Club Ecuestre. También se puede caminar o ir en bicicletas, por momento debes traer la tuya y en un futuro tendrán ellos mismos.

Amarramos nuestros caballos al lado de un rancho que es hogar de un trapiche tradicional. Los ayudantes de la finca nos mostraron como insertar la caña por el medio para darle vuelta al trapiche que produce el jugo.

Hacía un poco de calor, ya que casi era medio día, y disfrutamos muchísimo el jugo que lo enfriaron con hielo.

Hato Viejo Hotel Boutique

Este proyecto empezó como un proyecto inmobiliario con la venta de lotes. Están en la primera de tres fases de desarrollo. Luego construyeron el alojamiento. Este pequeño hotel tiene 14 habitaciones en total, de esas seis son suites y ocho junior suites.

La diferencia es un kitchenette para preparar comidas. Aparte, las suite tienen recamara principal y una antesala, mientras que las junior tiene un sólo ambiente con terraza.

La mayoría de su clientela es nacional que viene en plan de descanso familiar. Hato Viejo Hotel Boutique tiene dos restaurantes que ofrecen servicios de comida y bebidas. Uno esta en el hotel y el otro está junto a la piscina.

La finca produce limones, naranja, mangos y mamey para consumo. Además, tienen espacios para hacer fiestas y reuniones incluyendo un salón con capacidad para 35 personas. Es posible hacerse masaje y utilizar el jacuzzi pero se necesita reservar.

Aquellos que quieran ir a pasar el día pueden comprar un pase día que les da acceso a las instalaciones. Pueden hacer los tours pero necesitan reservar con dos días de anticipación si no son huéspedes y tener un mínimo de cuatro personas.

Reserva para Hato Viejo Boutique Hotel en Booking

Talk to me