Una tarde lluviosa en el Templo Hindú Prambanan

Nuestro guía nos comento que íbamos a visitar un templo Hindú llamado Prambanan. El nombre es un poco complicado, me toco buscarlo en google para ver como se escribía y luego repetirlo un par de veces para memorizarlo.

Nosotros fuimos a Prambanan en transporte privado, que es bastante accesible ya que Indonesia es un país económico. Es posible ir en el Trans Jogja bus desde Malioboro o la estación de bus Giwangan. Yogyakarta se encuentra a unos 17 kilómetros del templo, hasta puedes tomar un taxi por un precio módico.

Muchas oportunidades de fotos a la entrada

Cuando llegamos al sitio estaba lloviendo y el conductor nos brindo coloridas capotas de plástico para cubrirnos de la lluvia. Sin embargo no era una lluvia fuerte y afortunadamente no había demasiado lodo en el piso. El grupo se reunió frente a un letrero que dice “Garuda Mandala” ya que el complejo fue construido en forma de mandala con tres recintos rectangulares amurallados.

Garuda es un pájaro mítico con forma de águila que es considerado un Dios menor para el hinduismo y el budismo. Indonesia lo tiene como su símbolo nacional. Además la aerolínea principal del país se llama Garuda Airlines Indonesia.

Otro sitio obligatorio para tomarse una foto es detrás de unas letras que dicen el nombre del sitio. Incluso hay una compañía en sitio que viste a los turistas en trajes típicos de Indonesia para tomarles la foto. Hay un marco de corazón para que los enamorados se tomen su foto. Cuando pase habían unos chicos que me dijeron que se querían tomar una foto conmigo, cosa que es muy típica en Indonesia cuando eres tan blanca como yo. Me sentí como toda una estrella de cine, mientras que me iba me decían “I love you”.

Prambanan es el templo Hindú más grande de Indonesia

Prambanan está ubicado bastante cerca del templo Budista Borobudur. Esto explica que en Java vivían los budistas y los hindú en paz. Afortunadamente hay más información de este templo que de Borobudur, aun que llevan una historia similar de abandono y redescubrimiento.

El templo fue construido en el siglo nueve y su primera mención fue en una inscripción Syiwagrha que tiene la fecha 856. Prambanan fue hecho en honor a Shiva y su nombre original fue Shiva-grha (la Casa de Shiva) o Shiva-laya (el Reino de Shiva). Un dato curioso es que durante la construcción del templo, se modifico el caudal del río Opak ya que estaba muy cerca del sitio.

El templo mayor fue dedicado a Shiva (el destructor), mientras que los dos más pequeños fueron dedicados a Brahma (el creador) y Wisnhu (el sustentador). El templo principal tiene 47 metros de alto y tiene 4 cuartos con estatuas de Shiva, su esposa Durga Mahisasuramardhini Dewi, su hijo Ganesya y la de su profesor Agastya en su interior. Los escalones para subir a los cuartos son empinados y algunos cuartos tenían un fuerte olor a orine.

Los 3 templos están tallados y cuentan la epopeya de Ramayana, un poema antiguo que cuenta la odisea del príncipe divino Rama para rescatar a su esposa Sita del rey demonio Ravana. Actualmente se hace un ballet con danza típica javanés en un escenario en el lado oeste del templo. No vimos el ballet pero si deseas ir debes revisar las fechas ya que no lo hacen todos los días. Si vas por tu cuenta llega temprano, ya que los operadores de turismo toman los mejores puestos. También puedes ver esta danza Kecak en el templo de Uluwatu en Bali.

Abandono y redescubrimiento por los británicos y holandeses

Aproximadamente en 930s la corte fue movida a Java Oriental por una pelea de poder o por la erupción del volcán Monte Merapi. El templo fue abandonado y se empezó a deteriorar. En el siglo 16 sufrió más daños por terremotos. A pesar que dejo de ser utilizado, seguía siendo un sitio conocido por los locales. Luego sirvió como referencia para dividir los sultanatos de Yogyakarta y Surakarta (Solo).

El sitio se consideraba maldecido por los locales que inventaron cuentos de gigantes y una princesa maldecida. Se decía que allí vivian una multitud de demonios.

En 1811 durante la occupation britanica, el holandés Colin Mackenzie, encontró el sitio por casualidad. El había sido contratado por Sir Thomas Stamford Raffles para limpiar el sitio de Borobudur. Se dejo sin restaurar y los holandeses y los nativos se llevaron las esculturas y las piedras del sitio. Finalmente en 1930 empezó la reconstrucción formal y el templo de Shiva fue completado en 1953.

En 1991 Prambanan fue designado como Patrimonio de la Humanidad por UNESCO. El sitio es considerado una maravilla cultural con arquitectónica única.

Talk to me