Si quieres salir del ajetreo de Kuala Lumpur, puedes tomar un paseo a Cameron Highlands. Lo primero que debes saber es que es un viaje largo, especialmente si vas por el día. Son unas tres horas y media desde la capital, por lo que se recomienda salir muy temprano como hicimos nosotros a las 7 a.m. Es mejor ir en día de semana ya que tráfico se pone intenso los fines de semanas por aquellos que quieren escapar la capital.

Puedes alquilar un carro y manejar de Kuala Lumpur hasta Cameron Highlands. El primer tramo es por una autopista muy moderna hasta que sales en Simpang Pulai y te toca manejar una hora más en una carretera con muchas curvas. Al principio me dio un poco de mareo y luego sueño, pero yo no estaba manejando. No obstante debes tomarte un buen café antes de agarrar el timón.

Fuimos con un guía que no conocía bien la zona de Cameron Highlands

Nosotros reservamos un tour de un sitio que se llama WithLocals. El concepto de la página me encanto ya que pone a turistas con personas locales que supuestamente se conocen el área. El tour me pareció un poco costoso pero por la distancia podía ser comprensible. El guía Joell llegó como unos 40 minutos tarde a recogernos a nuestro hotel The Ritz Carlton Kuala Lumpur. El día anterior me dijo que si podía llevar a la esposa “por temas de seguridad” y la señora en verdad que fue a pasear porque se paso todo el camino dormida.

En el camino paramos en las cascada de ‘Lata Kinjang’ en Perak. Ya el clima se había puesto más frío. Las cascadas están bien organizadas con puestos al borde de la carretera. Tenía hambre y trate de hacer fila para comprar enormes mazorcas de maíz pero tuve problema con los turistas chinos que no saben hacer fila. Son peor que los latinos y se colaban diciendo que ellos estaban antes cuando no era cierto. Pero en fin, pude comprar la mazorca que estaba deliciosa y seguimos con el viaje.

Cameron Highlands es la zona donde se produce el mejor té de Malasia

Una vez llegamos a Cameron Highlands subimos unos kilómetros por una carretera empinada para llegar a BOH Heritage Tea Centre and Factory. Esta fabrica fue establecida en 1929 y es el mayor productor de té en Malasia. La fabrica hace tours todos los días excepto los lunes.

Fuimos a ver la fabrica que es bastante antigua pero ha sido modernizada con equipos nuevos. El recorrido divide con ventanas enormes a los turistas de la producción. Lo que si está viejo y feo eran los baños, que parece que finalmente los van a construir nuevos.

Hay un pequeño sendero que te lleva a la parte superior de la colina de Cameron, a unos 4,000 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí puedes observar una vista hermosa panorámica de todas las plantaciones de té de la zona.

Nos encontramos con un grupo de turistas asiáticas y por supuesto estaban tomando fotos. Primero nos pidieron que les tomaremos unas fotos y luego se quisieron tomar fotos con nosotros. Eres una novedad en Asia si eres blanco y es común que los locales se quieran tomar fotos con uno. Cuando bajamos aprovechamos para descansar un rato y probar un poco de té de BOH.

Fuimos a comer deliciosas fresas en Raaju’s Hill y a un mercado de abastos

En Cameron Highlands puedes ver muchas plantaciones en invernaderos. La plantación de fresas de Raaju’s Hill usa el sistema de hidroponía. Tienen una opción donde puedes recoger tus propias fresas o simplemente puedes sentarte a comerlas. Nos sirvieron unas fresas con crema de batir y miel de la zona.

Estábamos supuestos de ir a una finca de lavanda pero el guía uso Waze y nos llevo a un complejo residencial que se llama “Lavander Park”. Cuando le consulte dice que había modificado el itinerario para incluirlo pero que no estaba seguro donde quedaba.

Kea Farm es un mercado de pulgas o mejor dicho un mercado de abastos donde llegan los productores de la zona a vender sus frutas y verduras.

Entra al mágico mundo del Bosque Mossy Forest

Mossy Forest es un bosque nuboso que me recordó como al escenario de Lord of The Rings. Es un sitio donde pudieran vivir duendes y elfos. Está ubicado en la parte más alta de Cameron Highlands y por lo tanto en la plataforma de observación se podían ver nubes al mismo nivel que nosotros.

La carretera para llegar a la entrada del bosque no está en perfecto estado, así que es recomendable ir en un SUV. El principio del bosque tiene un sendero construido con planchas de madera que te lleva a recorrer 2 kilómetros antes de llegar a Gunung Brinchang. La niebla y humedad del Mossy Forest crea un biotopo ideal para el musgo, helechos, líquenes y orquídeas.

Nosotros no seguimos más allá del sendero de madera pero los turistas que si lo hicieron se quejaban que estaba muy lodoso. Parece que las personas se llevan parte de la vegetación que quita la barrera natural que hacen las plantas. Es importante ser un turista respetuoso y no tocar la vegetación única de la zona.

De pocos exploradores británicos a una gran cantidad de turistas

Cameron Highlands recibe su nombre por el explorador británico Sir William Cameron que descubrió esta zona en 1855. El mencionó el clima agradable de la zona pero sus mapas fueron perdidos y no se hizo nada. 40 años más tarde, otro explorador llamado Sir George Maxwell fue a las tierras altas. Se hizo un estudio que concluyó que se podía plantar té en la zona y esto motivo el desarrollo por parte de los británicos.

En 1931 abrieron una carretera para llegar a la zona y a mitad de los 30s ya había una cancha de golf, escuelas, policía, hoteles, plantaciones agrícolas y más.

Hay que recordar que Malasia fue una colonia británica formalmente desde 1867 hasta 1957 cuando logró su independencia. Sin embargo, los británicos tenían influencias en la zona desde 1786 cuando el Sultan de Kedah les dio la isla de Penang y luego se tomaron el puerto de Malacca de los holandeses.

Hoy en día hay casas y hoteles que mantienen una arquitectura colonial. Además hay mucho desarrollo hotelero en la zona. Ir por un día es muy agotador y probablemente no lo recomendaría. Es mejor quedarse la noche en un hotel en Cameron Highlands. Tanah Rata es el pueblo principal que tiene acceso de bus. Si tienes tu propio carro puedes quedarte en hoteles estilo campo como The Smokehouse Hotel & Restaurant Cameron Highlands o The Lakehouse.