Isla de Pascua queda en medio de la nada

Uno de los lugares más interesantes para visitar en Chile es la Isla de Pascua. Su nombre fue dado por Jacob Roggeveen, un explorador holandés que llegó a la isla el 5 de abril de 1722 y como pueden adivinar, ese día era Pascua. Sus residentes son conocidos como pascuenses o Rapa Nui.

No tuvieron suerte con la colonización y decidieron alquilaron la isla a la “Compañía Explotadora de la Isla de Pascua”que la convirtió en una hacienda ovejera. Mudaron a todos los pobladores a Hanga Roa, que es la capital actual. Entre las misiones católicas, las epidemias y la esclavitud lograron casi extinguir a los locales. Como compensación en 1966, el gobierno de Chile les dio una semi-autonomía y actualmente solo los Rapa Nui pueden tener terrenos.

Esta pequeña isla tiene 163 kilometros cuadrados y se encuentra en el Océano Pacífico Sur en el extremo oriental llamado Triángulo de la Polinesia. Literalmente queda en medio de la nada ya que para llegar a Chile son 3,526 kilómetros al este. Unos 2,075 kilómetros al oeste quedan las islas británicas Pitcairn que son los vecinos más cercanos.

Aquellos que visitan Isla de Pascua usualmente van al Parque Nacional Rapa Nui pero también hay otras cosas que ver y hacer en la isla.

¿Cómo llegar a la Isla de Pascua?

Para llegar a la Isla de Pascua debes volar desde Santiago en Chile. Nosotros tomamos un vuelo de cinco horas y media con LATAM que debes reservar con anticipación para poder obtener una buena tarifa. El día más económico resultó ser el cumpleaños de mi madre. En las pantallas de la televisión en nuestra fila apareció un mensaje felicitándola. Nos trajeron champagne de primera clase y una tarjeta firmada por la tripulación. Mi mamá pensó que yo les había dicho pero no fue así. Deben revisar la lista de pasajeros para ver si hay cumpleañeros a bordo.

Al bajarnos nos preguntaron si nos quedábamos en Isla de Pascua o seguimos a Papeete en Tahiti. No sabíamos que la ruta seguía a las Polinesia Francesas sino nos hubiésemos escondido en el avión para seguir. Mentira, Isla de Pascua también es un destino impresionante solamente no se compara en cuestión de playas. Buscamos nuestras maletas y nos recibieron con hermosos collares de flores.

Desde el 2018 debes llenar un formulario para poder visitar Isla de Pascua. Los requisitos de entrada incluyen tener un boleto de avión ida y vuelta, además de hospedaje. El gobierno de Chile tiene en mente hacer algo similar a las Islas Galápagos, donde hay cupos de visitantes, pero en el 2019 esto aún no se aplica. El tiempo máximo de estadía permitida es de 30 días. Unas tres o cuatro noches son suficientes para conocer la isla.

Otras personas van en cruceros que duran entre dos semanas hasta un mes. Estos viajes incluyen las Polinesias, Australia, Oceanía y Sur América. Algunos hasta le dan la vuelta al mundo y pueden durar más tiempo.

¿Dónde quedarse en Isla de Pascua?

En Isla de Pascua no hay hoteles de cadenas. Puedes hospedarte en pequeños hoteles boutique o en cabañas. Como éramos tres personas decidimos optar por una cabaña llamada Kona Koa Lodge. Los dueños de los hospedajes son Rapa Nui y ellos recogen en el aeropuerto.

Puedes visitar el Parque Nacional Rapa Nui en tour o por tu cuenta. Lo ideal es alquilar carro ya que no hay transporte público. Las carteras de la isla están en bastantes buenas condiciones y es difícil perderte ya que todo esta señalizado. Debes tomar en cuenta que sólo hay una gasolinera (a las afueras de Hanga Roa) en toda la isla. También hay taxi o puedes alquilar moto, bicicleta, caballo o ir a pie en los senderos. Todos los tours son dados por los locales Rapa Nui que explican su historia a los turistas.

Hanga Roa

Hanga Roa significa bahía larga en Rapa Nui y es la capital de la Isla de Pascua. Casi toda la población de la isla vive en esta pequeña ciudad portuaria. La población de la isla apenas llega a las 5,000 personas. Es recomendable llevar efectivo ya que hay pocos cajeros en la isla. Si hay Internet y se puede adquirir tarjetas SIM para tener datos telefónicos.

El pueblo tiene una avenida principal llamada Atamu Tekena que alberga la mayoría de las tiendas, abarroterías, restaurantes y farmacias. También tiene una iglesia católica y una oficina postal donde te sellan el pasaporte. Pasa por el mercado del pueblo para comprar artesanías, frutas o mariscos. Incluso existe una cerveza Rapa Nui llamada Mahina.

Casi toda la gastronomía es a basada en mariscos. Debes probar una empanada de queso y atún en una de las panaderías locales como Panadería O Te Ahi.

Otro restaurante que me gustó mucho fue Kotaro que es japonés y queda en las afueras del pueblo. Hay varios cafés coquetos como Polynesian Coffee and Tea donde fuimos a desayunar.

Vale la pena reservar boletos para ver el Ballet Kari Kari que es una representación de las danzas ancestrales de los Polinesios y Rapa Nui.

Las vestimentas van cambiando a través de las danzas que son acompañadas por música. Puedes cenar o comprar bebidas en sitio si lo deseas. Al final del espectáculo suben a las personas al escenario para enseñarles a bailar.

Playas

A diferencia de otras islas, Isla de Pascua no es particularmente conocida por sus playas. Sin duda, Anakena es la más bonita ya que tiene arena blanca y muchas palmeras. Esta playa es ideal para bañarse pues no tiene olas. Se encuentra en el noreste de la isla. Puedes manejar si alquilaste carro, como nosotros, sino toma un taxi que te llevará en 15 minutos. En esta playa vas a encontrar un ‘ahu’ con siete moai y otro ‘ahu’ con un solo moai. Anakena es conocida como el lugar donde llegó Hotu Matu’a, un cacique polinesio que fundó los primeros poblados Rapa Nui en la isla.

Hay otra playa justo después llamada Ovahe que está a 800 metros al este de Anakena. Tratamos de encontrarla pero no estaba bien señalizada y nos perdimos en una carretera en muy mal estado. Las otras playas de Isla de Pascua son rocosas. Pea es una playa en el centro del pueblo de Hanga Roa donde puedes ver tortugas verdes. Otra opción es Hanga Vare-Varepero no es tanto una playa sino una piscina de concreto prácticamente que se encuentra debajo del cementerio.

Isla de Pascua es conocido como un excelente destino para hacer buceo. Lastimosamente cuando fuimos había un oleaje muy fuerte y las condiciones eran pésimas, así que todos los centros de buceo habían parado sus operaciones. Los sitios de buceo en Isla de Pascua quedan a menos de cinco minutos de la bahía de Hanga Roa. El agua es un poco fría pero con un wetsuit debes poder bucear sin problema.

Talk to me