Bois Chéri, el mayor productor de té en Mauricio

Bois Chéri fue el primer productor de té en Mauricio. El recorrido incluye una visita por la fabrica, plantación y museo. Es mejor ir temprano por la mañana ya que llueve mucho en la isla.

Bois Chéri está abierto de lunes a sábado pero solamente se encuentra operacional los miércoles y jueves. En total tienen unas 250 hectáreas que están ubicadas a 12 kilómetros al norte de Rivière des Anguilles.

Lo mejor del recorrido es el final cuando pasas a un chalet que mira sobre un lago. Tratamos de caminar hasta allá pero esta muy lejos y tuvimos que regresar por el carro.

Este lugar es un restaurante gourmet que usa ingredientes locales. Cuando fuimos estaba lleno así que solo pudimos sentarnos en la sección de la degustación. Nos trajeron una variedad de tés que incluían verde, hierbas y con sabores.

Pedimos un creme brulee que comimos con ayuda de un pajarito.

Si deseas pasar la noche tienen un alojamiento muy único en burbujas llamado Bubble Lodge Bois Chéri.

Museo del té

El museo del té de Bois Chéri te cuenta la historia del té. Originalmente el té viene de la provincia de Assam en el norte de la India. Se regó a través de Mongolia a la China. Fueron los chinos que reconocieron el valor del té y empezaron a usarlo como medicina tan temprano como 2,700 a.C. Desde el siglo sexto d.C. se comercializaba la bebida en China y Japón. Leyendas cuentan que en 1820 utilizaban monos en China para agarrar las hojas de té que crecían en lugares inaccesibles.

Mil años luego llegó a Europa, primero a Holanda por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, luego a Francia e Inglaterra. Cuando la empresa perdió su monopolio con el comercio chino en 1833, se tomaron los primeros pasos para desarrollar el negocio del té en India. Su desarrollo fue rápido y hasta hoy en día producen la mitad de las exportaciones mundiales. También sirven para suplir con semillas a otros grandes productores como Ceylon, Java, Sumatra y Kenya.

Plantación de Bois Chéri

En 1765 el padre René François regresó a Mauricio de la China. En su maleta tenia plantas de té que le dio a Pierre Poivre quien sembró las primeras plantaciones de Bois Chéri en 1892. El té crece en mesetas húmedas y sólo se cosecha tres hojas tiernas. La plantación usa cosecha mecanizada y manual, donde recogen hasta 50 kilos de hojas por día en el verano.

Las bolsas llegan a la fabrica donde se vacían manualmente y se ponen en contenedores para que se marchiten. En las primeras 24 horas, las hojas van a perder agua a través de la ventilación y su peso va a bajar en 1/3.

Luego se cortan las hojas usando dos series de cuchillas giratorias. El color, olor y sabor cambia cuando las hojas cortadas son expuestas al aire. Esto demora como hora y media. Se seca el té en un horno con 110°C durante 10 minutos para que pierda su humedad. Se extraen todas las fibras con electricidad estática utilizando una correa de lana y lamparas. Clasifican el té utilizando mallas de diferentes tamaños. Para madurarlo lo guardan en silos por al menos tres meses. Alguno de los té de Bois Chéri tienen sabores que son mezclados después de ser curados.

Incluye un recorrido a la plantación de té de Bois Chéri en tu visita a Mauricio para aprender sobre la segunda bebida más consumida en el mundo, después el agua.

Talk to me