5 Mercados en Tel Aviv que debes visitar

Los mercados en Tel Aviv son una parte importante de cualquiera visita a esta ciudad que nunca duerme. En tu itinerario incluye uno o más de mis sugerencias, según tus gustos. Tuve la oportunidad de visitar todos estos mercados en Tel Aviv y pude comer delicioso, aparte de comprar hermosos recuerdos y regalos.

Puedes llegar fácilmente a cualquiera de estos mercados desde tu hotel en Tel Aviv utilizando transporte público o un taxi.

5 Mercados en Tel Aviv que debes visitar

Mercado de Sarona

El Mercado de Sarona está dentro de un edificio enorme en un complejo que fue una Colonia de Templarios hace 140 años. En frente del mercado se encuentra el Whiskey Bar & Museum donde se puede degustar más de 1,000 tipos de whisky de 13 países. Para los amantes de vino, el Tasting Room tiene un sistema automatizado con una tarjeta inteligente para que pruebes 40 vinos de Israel y del exterior.

Al entrar al Mercado de Sarona te das cuenta que es más lujoso que el resto de los mercados en Tel Aviv. Fue abierto en el 2015 y se puede comparar con el Chelsea Market en Nueva York. Este mercado es para ir con hambre, ya que encontrarás lo que se te antoje en sus 8,700 metros cuadrados.

91 puestos de comida te ofrecen gastronomía local e internacional. Si quieres probar algo local, te recomiendo el humus de Abu Hasan de Jaffa, los quesos de Basher Fromagerie (de Jerusalén) o halva (un dulce israelí) en Halva Kingdom. También hay un puesto donde venden cervezas artesanales que estaban muy buenas.

Hay varias carnicerías dentro del mercado y se me antojo comer un poco de cordero kosher de Altos del Golán. Pude ver las chuletas mientras las cocinaban y me las sirvieron en un gran plato con camote.

Una de las tiendas que más me gusto fue Vos Pass donde te dejan probar licores de frutas. Además tienen una gran variedad de aceites y vinagres. Otros sitios venden especies, jabones, frutas, tés y más.

El Mercado de Sarona abre todos los días incluyendo Shabbat. Está cerca de la estación de trenes HaShalom.

Shuk Rothschild Allenby

Fuimos a Shuk Rothschild Allenby después de una deliciosa cena. Está ubicado en la esquina entre Rothschild y Allenby, que es una zona trendy de Tel Aviv. Aquellos que se van de fiesta pueden aprovechar y pasar a comer algo, ya que abre hasta las 2 a.m.

No parece un shuk ya que es más un mercado de comida lujoso, así como Sarona pero más chico. Cuando fuimos había gente pero fue super fácil caminar y sentarse. Hay muchas opciones de comida, las mejores que vi fueron Dim Sum Station (desayuno chino), Mexico City (comida callejera de México) y Men TenTen Ramen.

Usamos los baños, que estaban muy limpios y nos sentamos a tomar una cerveza en Beer Box. En la mayoría de los sitios no se consiguen cervezas artesanales, sólo las encontré en los mercados en Tel Aviv. Este puesto dice que tienen 130 cervezas internacionales y 20 israelí.

Uno de los puestos vende té que viene mezclado como en gomitas que sólo lo he visto en Israel. Me dijeron que se hierve y luego se deja enfriar en la nevera. Puedes encontrarlo en todos los mercados en Tel Aviv.

Mercado Nahalat Binyamin

Nuestra intención era ir al Shuk Ha’Carmel, pero en camino tuvimos la suerte de encontrar el mercado Nahalat Binyamin. Este mercado en Tel Aviv sólo abre los martes y viernes de 10 a.m. a 5 o 6 p.m.

El concepto empezó en 1980s cuando un grupo de 20 artesanos empezaron a vender sus joyerías, cerámicas, esculturas y pinturas en esta calle. Hoy en día puedes encontrar más de 200 artistas. Cada uno vende lo que hace.

Este es un gran sitio para comprar souvenirs u objetos únicos. Encontramos a un señor que hace a mano sus calidoscopios. Cada uno era más impresionante que el otro. Me pareció tan particular que termine comprándole uno, que ahora está en mi sala.

También compre una mandala hecha con revistas en un marco dorado y algunos jabones de una señora que era muy hippy. Todos eran hechos con ingredientes naturales y orgánicos. Encontré unos sitios de joyería y aproveche a comprar un collar, aretes y anillo. Por suerte casi todos los artesanos aceptan tarjeta de crédito.

Nahalat Binyamin es uno de los barrios más antiguos de Tel Aviv y tiene una ley que conserva los edificios. Quede enamorada de Hotel Nordoy que esta pintado de rosado en una esquina rumbo a Shuk Ha’Carmel.

Si no vas en día de feria, el barrio es bonito para recorrer. Tiene muchos cafés con mesas al aire libre. También hay bandas en vivo y entretenimiento. Me encantó ver un papá con su hijo jugando ajedrez en la calle.

Shuk Ha’Carmel

Este mercado en Tel Aviv si es un shuk y tiene todo lo que esperarías: gente gritando, vendedores por todos lados y mucho ambiente. Nosotros fuimos un viernes después de ir al Mercado Nachalat Binyamin. Como era antes de Shabbat, habían muchas personas comprando comida para preparar sus cenas. Los sábados no abre, pero si vas el resto de los días es más tranquilo.

Shuk Ha’Carmel está en la calle Carmel, rodeado por Allenby y la Plaza Magen David. Es fácil accesarlo a pie o usando transporte público. De todos los mercados en Tel Aviv, Shuk Ha’Carmel sin duda es el más famoso.

Si eres amante de las especies, te recomiendo visitarlo. Puedes decirle a los vendedores que tipo de platos te gusta cocinar y que te recomienden, o sencillamente dejar que te den a probar diferentes especies. Me encanta cocinar, así que compre bastantes especies. Por dicha tenía dos maletas, sino mi ropa hubiese olido. También conseguí té de flores como rosa o camomila.

Hay muchísimos puestos de frutas y verduras. Aproveche a comprar unos higos frescos que no se consiguen en América Latina.

Si eres amante de las aceitunas, puedes comprarlas aquí. No hay limite de lo que puedas probar y todos los puestos te ofrecen muestras con ganas de que les compres. El mercado también tiene puestos que venden comida preparada y bebidas, incluyendo alcohólicas.

Si quieres comer dulces, este es un buen sitio. Puedes encontrar halva tradicional con muchos sabores, todo tipo de pastillas y otros dulces como baclava.

Mercado de Pulgas en Jaffa

Yo me quede en un Airbnb en Jaffa, que es el barrio colonial de Tel Aviv. El barrio es super coqueto y está en transición. Hay muchos hoteles en Jaffa que en su mayoría son boutique. Aparte del mercado de pulgas, está muy cerca de sitios históricos y de la playa.

Este mercado en Tel Aviv también es conocido como Shuk HaPishpushimes y es muy bohemio. Es ideal para caminar y pasar el rato. Puedes visitarlo todos los días, excepto los sábados que sólo están abiertos los restaurantes, bares y cafés. Las calles de Jaffa son como un laberinto, pero no te preocupes, el sitio es muy seguro y siempre vas a encontrar algo interesante.

Los vendedores llevan más de 100 años operando en estas calles. Puedes encontrar cosas muy particulares como una vendedora que tenia incienso y cristales, para aquellos que están en la onda de wellness.

Otro señor con dreads como un rasta vendía piedras talladas, e incluso tenia el símbolo de los piratas con una calavera y dos espadas. Hay tiendas que venden antigüedades y ropa vintage. Esta parte de Tel Aviv tiene mucha influencia Árabe, así que puedes encontrar cosas que no se consiguen en otros sitios.

Es un lugar bueno para ver gente. Nos sentamos un rato en un café a fumar narguile mientras pasaba la tarde.

Talk to me