Park Güell, un tributo a la naturaleza según Gaudí

Una visita a Barcelona significa entrar al mágico mundo de Antoni Gaudí, un arquitecto con tanta imaginación que influenció al creador de Dr. Seuss. La ciudad fue su lienzo y dejo magnificas obras por todos lados. Su obra La Sagrada Familia es la atracción turística más visitada, seguida por el Park Güell.

Decidimos ir a pie al parque para conocer la ciudad y poder contemplar las vistas. Los paisajes panorámicos de Barcelona te permiten ver algunas de las obras arquitectónicas más icónicas con el mar en el fondo. La Torre Agabar me recordó mucho del edificio Gherkin en Londres.

Otra torre impresionante es el Hotel W Barcelona que queda en la playa Barceloneta.

Compramos una botella de cava y paramos en el camino a tomarnos una copa.

Cuando vas llegando a Park Güell las calles van en subida, pero sorprendentemente las lomas están equipadas con escaleras eléctricas para la facilidad de los turistas.

La relación entre Gaudí y Güell

El emprendedor Eusebi Güell conoció al arquitecto Antoni Gaudí en la Exhibición Universal en París en 1878. Gaudí había diseñado una vitrina para la tienda de guantes de Esteve Comella. Güell le pidió a Gaudí que le hiciera unos muebles y luego los pabellones de la caseta del portero y los establos de Finca Güell. Habiendo pasado la prueba, Gaudí seria el encargado de construir su nueva vivienda, Palau Güell en la calle Nou de la Rambla. Una bonita amistad se forma entre ambos hombres y finalmente en 1900, Gaudí recibe la tarea de diseñar el Park Güell.

En estos tiempos, la ciudad de Barcelona ya era moderna y su economía era industrial. El ingeniero Ildefons Cerdà diseño el plan Eixample para crecer la ciudad 10 veces su tamaño actual. Güell se suma al desarrollo y decide construir una ciudad jardín, concepto popular en Inglaterra. Su ubicación seria en una colina en el sur de Barcelona, donde las personas pudieran tener un balance entre la ciudad y el campo.

No se llama “parque” en español sino “park” en inglés porque querían lograr un ambiente Inglés. Otra versión de la historia cuenta que no les dejaron poner el nombre “parc” en catalán, que es muy similar a “park” en inglés.

El proyecto residencial fracasa

Se planificaron hacer 60 villas pero sólo se completaron dos edificios, calles y un extenso parque. El arquitecto quizo hacer una zona residencial cargada de símbolos de Cataluña y del cristianismo. El proyecto fue un fracaso total y se paró su construcción en 1914. Una de estas dos casas fue el hogar del arquitecto entre 1906 y 1925, y es actualmente la Casa Museo Gaudí. Este museo abrió en 1963 y exhibe piezas de muebles diseñadas por el arquitecto para las casas Batlló y Calvet.

El Ayuntamiento de Barcelona compra el parque en 1922 y pasa a ser un espacio municipal. En la propia vida de Güell, el parque ya era considerado un destino turístico. Se usaba para hacer eventos catalanes, incluyendo danzas típicas. Hoy en día, Park Güell recibe casi 4 millones de turistas al año.

Compra tu boleto con anticipación

La primera vez que visité el parque fue en el 2012. En esos tiempos cualquiera podía acceder a todo parque sin costo. Parece que en octubre del 2013 empezaron a cobrar la entrada. Cuando regrese en el 2016 tuve la amarga sorpresa no sólo del cobro, sino que hay que reservar la hora de entrada. Me dijeron que había espacio para ese mismo día pero que tenia que regresar horas después y se me hizo imposible ver todo el parque.

El sobre-turismo es un problema serio para Barcelona. La ciudad tiene 1.6 millones de habitantes y recibió 32 millones de turistas en el 2016.

Para preservar el patrimonio se limitó el acceso a la zona monumental a 400 personas cada media hora. El boleto cuesta en el 2018 unos 7.50€ para adultos y 5.25€ para niños entre 7 y 12 años. Si compras la entrada a Park Güell en línea es más económico y puedes entrar hasta media hora después de la hora que escojas. Hay opciones adicionales de tours privados o con grupos.

El parque abre todos los días del año. En temporada baja del 28 de octubre al 24 de marzo abre de 8:30 a.m. a 6:30 p.m. Para temporada media y alta abre desde las 8 a.m. hasta las 8:30-9:30 p.m.

La zona monumental de Gaudí

El parque tiene un área de 17 hectáreas. La entrada principal está en Carrer d’Olot y es reconocible por sus dos casitas que parecen salidas del cuento de Hansel y Gretel. Una de estas casas es una tienda y la otra, la Casa del Guarda que muestra exposiciones audiovisuales sobre el pasado del parque.

Debes comprar un boleto si deseas visitar la famosa zona monumental que incluye la salamandra, el mercado y la terraza.

Para subir a la terraza con las mejores vistas de Barcelona debes ir por una escalera guardada por una colorida salamandra. Puedes comprar una replica del famoso mosaico en cualquiera de las tiendas de souvenirs junto a la entrada del parque.Vas a llegar primero a un cuarto bastante particular llamado la Sala Hipóstila. Veras 86 columnas romanas inclinadas de 6 metros de alto que sirven para soportar la terraza. Originalmente estaba supuesto a ser un mercado para los residentes.

La terraza se llama la Plaza de la Naturaleza y tiene la Banc de Trencadís, una banca de 110 metros de longitud, que dicen que es la más larga del mundo. Está llena de coloridos mosaicos, típico del estilo de Gaudí.

Trencadís es un estilo que diseño el arquitecto usando pedazos rotos de cerámica para hacer nuevos diseños. El pintor Salvador Dalí dijo que esta banca fue la precursora del movimiento surrealista. La terraza fue construida para controlar la caída de agua de la lluvia usando una capa de arena y piedra que drena a través de las columnas llegando a una cisterna subterránea.

La parte gratis de Park Güell

95% del parque sigue siendo gratis. La mayoría es bosques con senderos para caminar. Ten en mente que Gaudí construyó el parque como un tributo a la naturaleza. Un laberinto lleno de paisajismo contiene paredes y pilares hechos de piedra como si fueran palmeras que sirven de soporte para las carreteras.

No se niveló la montaña para construir Park Güell. Gaudí utilizó los relieves naturales para integrarlos en su imaginación. El punto más alto iba a ser una capilla, pero finalmente se hizo un Monumento al Calvario. Debes subir 60 metros (196 pies) para apreciar las mejores vistas a la ciudad.

Antes de la intervención de Gaudí, la montaña estaba deforestada. En la misma sembró una gran cantidad de plantas y vegetación típico del Mediterráneo. También trajo otras especies como eucaliptos, pinos, algarrobos, robles, higos, almendros, alcornoques, palmeras, cipreses, aceitunas, entre otros.

En 1984, la UNESCO incluyó al parque en la lista de sitios de Patrimonio Cultural. Siete obras construidas por el arquitecto entre 1852 y 1926 son patrimonio. Esta lista incluye: Parque Güell; Palau Güell; Cripta en Colonia Güell; la fachada de la Natividad y la Cripta de la Sagrada Familia; Casa Batlló; Casa Mila; y Casa Vicens.

Talk to me