Dos Copas de Cava en las bodegas de Freixenet

Es difícil aburrirse de Barcelona ya que es una ciudad divertidísima con excelente gastronomía. Sin embargo, para realmente conocer Cataluña debes salir de la ciudad. Si te gusta la cava, uno de los mejores paseos que puedes hacer es ir a las bodegas de Freixenet. Otro paseo que puedes hacer es al Teatro Museo de Salvador Dalí en Figueres.

Llegar es bastante fácil; la mejor opción es comprar el pase combinado de tren y entrada que tiene un costo de €16.50. Puedes comprar este billete combinado en todas las estaciones de tren. La entrada de las bodegas sola cuesta €15 (2018) para los adultos así que definitivamente que sale mejor comprarlo juntos.

Desde la estación Barcelona Sants demoras unos 45 minutos en el tren R4 para llegar al pueblo de Sant Sadurní D’Anoia. La parada del tren está muy cerca de la entrada de las bodegas de Freixenet sólo debes caminar unos dos minutos.

La historia de Freixenet

Como la champaña sólo puede venir de Francia, en España se le llama cava y en Italia, prosecco. Esta casa de cavas es igual de importante que Moet & Chandon en Francia. Fue fundada en 1861 por Francesc Sala Farrés pero su nombre original no era Freixenet sino ‘Casa Sala’. Se mantuvo como una empresa familiar y fue la primera en exportar desde la región de Sant Sadurní d’Anoia.

Dolores, la hija de Francesc, se casó con Pedro Ferrer Bosch y este matrimonio fue lo que realmente causó el crecimiento de la marca en 1914. La familia de Pedro tenia una finca en Alt Penedès desde el siglo trece llamada ‘La Freixeneda’. El se dedicó a crecer el negocio y fue el que lanzó los primeros productos bajo la marca Freixenet Casa Sala. ‘El Freixenet’ era el sobrenombre de Pedro.

Establecieron las bodegas al principio del siglo veinte cuando el negocio estaba floreciendo y la economía de España era prospera. Pero la buena fortuna no duró mucho, ya que justo después empezó la guerra civil española. Pedro y su hijo, ambos fueron capturados y nunca fueron encontrados.

Por suerte el negocio ya estaba exportando así que pudo soportar la guerra civil y la Segunda Guerra Mundial. Desde 1935 ya Freixenet estaba mandando cava a los Estados Unidos. Hoy en día, han expandido su imperio a Australia, California y México. Son considerados como una de las empresas líderes en el mundo del vino exportando a más de 150 países.

Freixenet es conocida a nivel mundial por sus agresivas campañas de mercadeo. En 1929 durante la celebración de la Exposición Universal lanzaron el ‘Niño Freixenet’ que se volvió el símbolo de la marca. A través de los años han usado a estrellas famosas en sus comerciales, incluyendo Liza Minelli, Gene Kelly, Shakira, Pierce Brosnan, Penélope Cruz y otros. Incluso consiguieron que Martin Scorsese, famoso director de Hollywood, dirigiera su campaña en el 2007.

¿Cómo se hace la cava?

Los españoles aprendieron de los franceses como hacer cava. Cuando la plaga de la filoxera bajó a España, les tocó a los españoles subir a Francia para aprender la solución. Aprendieron a hacer champaña con sus uvas blancas pero con Francia había patentado el nombre, tuvieron que buscar otro.

Hacer cava es el mismo proceso que hacer champaña, con una fermentación secundaria que pasa dentro de la botella. Hay diferentes clasificaciones que puedes observar cuando compras una botella. Brut nature, brut, seco, semi-sec y dulce son los nombres que determinan los niveles de azúcar (de menos a más) que contiene la cava por litro. También nos explicaron que los corchos vienen de la corteza del árbol alcornoque.

Dolores se dedicó a experimentar con diferentes tipos de levadura autóctonas de la zona. Se sigue usando la misma levadura desde sus tiempos. Actualmente, el viñedo tiene un laboratorio entero con una galera para hacer y guardar la levadura. El hijo de Dolores, José Ferrer, siguió mejorando los procesos incluyendo el prensado de las uvas de forma neumática y utilizando tanques refrigerados para controlar la fermentación. También lanzó la botella negra de Cordón Negro en 1974 que fue un éxito total.

Tour a Freixenet

El tour de las bodegas de Freixenet empieza con una presentación de la historia de la familia, que ya se las he contado. Tienen que ser pacientes que la degustación es al final. Nuestra guía nos explicó el proceso para hacer la cava. Hay tres uvas principales en la cava, que son macabeo (también conocida como viura), paralleda and xarel-lo. Sin embargo, también se puede incluir pinot noir, chardonnay, monastrell, garnacha, malvasía y trepat.

Vas a ver las partes nuevas y viejas de la bodegas. Para ir a las partes viejas bajarás unos 18 metros debajo del suelo para encontrar el sitio donde se añeja la Reserva Real, la cava más costosa. El nombre de la cava fue aprobado por los reyes de España que visitaron el viñedo en 1982. Esta parte del tour se hace con la ayuda de un pequeño tren.

El tour de Freixenet demora una hora y media. Puedes tomarlo en catalán, inglés, francés, italiano, alemán y por supuesto en español. Es recomendable reservar en el sitio web y verificar el calendario, ya que algunos días está cerrado.

Lo mejor es el final donde terminarás en una tienda donde harás la degustación de dos cavas para los adultos y jugo de uva para los niños.

Los precios para la venta no son menores que en otros sitios en España. Al finalizar el tour compramos dos coquetas botellas y cogimos el tren de regreso a Barcelona.

Talk to me