La Catedral de Berlín, de Católica a Evangélica

La Catedral de Berlín, también conocida como Berliner Dom, es uno de los edificios más icónicos de la ciudad. Aquellos que visiten Berlín probablemente la verán ya que queda en el centro de la ciudad. Esta iglesia, como tantas otras en Europa, comenzó Católica y luego cambio a Evangélica.

Solicité una cortesía de prensa y fui con mi amigo Armando. Al llegar nos hicieron pasar por otra puerta. La señora que nos recibió me preguntó en alemán que si solamente nos dejaba entrar o si necesitaba entrevistarla. Mi alemán es tan básico que apenas podía entender lo que quería decir, así que me causó gracia la idea.

¿Cómo visitar la Catedral de Berlín?

La Catedral de Berlín, que es la más grande de la ciudad, queda en el barrio Mitte en el extremo norte de la Isla de los Museos. Queda junto a Lustgarten, la ubicación antigua del Jardín Botánico de Berlín. Es fácil llegar en transporte público desde cualquier hotel en Berlín. Sí tomas el tren S-Bahn debes bajarte en S Hackescher Markt. Hay varias paradas de tram cercanas, incluyendo S Hackescher Markt, Spandauer Str./Marienkirche  y Am Kupfergraben. También es posible ir en bus, la parada más cercana es Lustgarten.

Booking.com

Otras maneras de ver la Catedral de Berlín:

Los horarios varían dependiendo de la temporada. En verano, de marzo a octubre, abre de lunes a sábado de 9 a.m. a 8 p.m. y los domingos de 12 p.m. a 8 p.m. Cierra una hora antes durante el invierno, de septiembre a febrero.

Misas

Si visitas la Catedral de Berlín para asistir a una misa, puedes entrar sin costo. Las misas se realizan los domingos a las 10 a.m. (con traducción al inglés) y a las 6 p.m. en alemán. Los lunes, martes, miércoles y viernes hay rezos por la tardes a las 6 p.m. Los jueves también hay pero es musical.

Usualmente, el segundo jueves del mes se hace el servicio de adoración “Taizé” donde se ilumina toda la iglesia con velas. Los sábados a las 6 p.m. hacen “Vesper” llenando la iglesia de música de órgano y coro por 45 minutos. Puedes visitar el sitio web de la Catedral de Berlín para más información sobre eventos especiales.

Costo de Entrada

Aquellos que simplemente quieran visitar la catedral deben pagar €7. La entrada es gratis sí tienes el Pase de Berlín. Cobran ya que tienen que mantener el 97% del presupuesto, sólo un 3% viene de impuestos de la iglesia y subvenciones de la ciudad de Berlín. Todos los alemanes, al igual que los residentes, deben llenar un formulario estableciendo su religión. El gobierno cobra un 8-9% por encima del monto de impuesto que pague la persona para dárselo a la iglesia. En el 2018, las iglesias alemanas reportaron ingresos de €538 millones. De ese fondo, la iglesia Protestante recibió €319 millones y la iglesia Católica €227 millones. Muchos ciudadanos no reportan su religión para no pagar este impuesto.

Según el sitio web de la Catedral de Berlín necesitan unos €15,000 diarios para operación. Esto incluye pago de músicos, servicios, electricidad, calefacción, empleados y seguridad. Pero principalmente necesitan fondos para darle mantenimiento a la iglesia. Las incrustaciones negras de hollín, arena de goma y polvo se han acumulado en la piedra arenisca, evitando que la misma respire. Se debe quitar esta capa, aparte de sellar las grietas y juntas con fugas. Durante tu visita vas a ver muchos letreros pidiendo donaciones.

Puedes comprar los boletos en línea para ahorrarte la fila, especialmente en temporada alta. Un tour guiado, que empieza cada 20 minutos, está incluido en el costo de entrada. Sientan a los visitantes en bancas mientras que el guía cuenta sobre la historia de la Catedral de Berlín.

Diferentes Denominaciones Cristianas

La historia de la Catedral de Berlín data de 1451 cuando el príncipe-elector, Federico II “Diente de Hierro” de Brandeburgo decidió mudarse al nuevo Palacio de Berlín en Cölln (Isla de los Museos). Hizo un peregrinaje a Israel, regresando por Roma donde se reunió con el Papa Pablo II. Con el apoyo del Papa, la Capilla de San Erasmo se estableció como una universidad canónica Católica Romana.

Esta universidad canónica pasó a ser Luterana en 1539, cuando el Príncipe Elector Joaquín II Héctor se convirtió. Sin embargo, seguía principios diferentes a los actuales y llenó la iglesia de objetos lujosos como alfombras, reliquias y antependias.

En 1608, el Príncipe-elector Juan Segismundo disolvió la universidad y la iglesia pasó a llamarse Iglesia Parroquial Suprema de la Santísima Trinidad en Cölln. Él era calvinista (en Alemania generalmente se llama Iglesia Reformada) y convirtió la iglesia, siendo la única hasta 1695. No obligó a la población a convertirse y la mayoría siguieron Luteranos. En 1747, se derrumbó la Iglesia Parroquial para construir la nueva extensión barroca del Palacio de Berlín.

La Vieja Catedral de Berlín

En septiembre 1750, se inauguró la nueva iglesia parroquial suprema barroca Calvinista. Luego en 1817, bajo el mandato de el rey Federico Guillermo III de Prusia, se unieron las congregaciones Calvinistas y Luteranas bajo la Iglesia Evangélica. Para celebrar esto, contrataron al arquitecto Karl Friedrich Schinkel para remodelar el interior y exterior de la iglesia en un estilo neoclásico.

Se habló de construir un edificio nuevo en el siglo diecinueve, pero no había dinero después de la era Napoleónica. Se removió todo lo del interior y el edificio fue demolido en 1893.

La Nueva Catedral de Berlín

Martin Lutero no hubiese sobrevivido la persecución de la Iglesia Católica si no hubiese sido por que el elector (monarca) de Sajonia lo escondió en el castillo de Eisenach. Desde esos tiempos, siempre ha existido una relación cercana entre la Iglesia Protestante y la cabeza del estado alemán. Hoy en día, ni la canciller ni el presidente de Alemania utilizan ese papel. Pero en los tiempos de Guillermo II, el último Emperador de Alemania, el papel si aplicaba.

En 1893, empezó la imponente construcción de la nueva Catedral de Berlín a un costo de 11.5 millones de marcos. La idea era construir un edificio para la denominación Protestante comparable con la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. Con 114 metros (374 pies) de largo, 73 metros (240 pies) de ancho y 116 metros (381 pies) de alto consiguieron ese objetivo. Su inauguración se dio en 1905. Julius Raschdorff llevó a cabo esta tarea con un estilo renacentista acentuado con decoraciones barrocas.

Reconstrucción

En la Segunda Guerra Mundial, la Catedral de Berlín sufrió muchos daños por los bombardeos de los Aliados. Incluso parte del techo se derrumbó por una bomba de fuego. Para salvar el edificio, se puso un techo temporal.

La Iglesia de San Nicolás en Hamburgo destruida en la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día es una monumental ruina gótica que vale la pena ser visitada.

Después de la guerra, la catedral quedó en manos de las autoridades del Alemania del Este en una ciudad de Berlín dividida. Ellos tenían planes de derrumbar el edificio, pero en 1975 empezó la reconstrucción. Mantuvieron el diseño original, pero destruyeron la ala norte ‘Denkmalskirche’ que era una sala de honor a la dinastía Hohenzollern. Gastaron poco, solo 800,000 marcos en la demolición y en el rediseño, mientras que la restauración costó 50,000 marcos.

En 1980, volvió a abrir para bautismos y bodas. La restauración de la nave principal empezó en 1984 y fue inaugurada en 1993. Finalmente, en 2008, una nueva cruz de oro reemplazó a la cruz del domo. Puedes ver la antigua cruz en uno de los cementerios de la catedral en Liesenstraße 6.

Cripta Hohenzollern

El 1 de marzo, 2020 (justo antes que fui) cerró la Cripta Hohenzollern por un periodo de tres años. Se espera que las remodelaciones estén listas en la primavera del 2023. El costo total de esta inversión es de €18 millones, de los cuales Catedral de Berlín es responsable del 10%.

90 personas de la Casa Hohenzollern están enterradas en este lugar, incluyendo el Rey Federico I y su esposa, Sophie Charlotte. Asegúrate de visitar el Palacio de Charlottenburg, que fue construido por ellos. Otro famosos enterrados en este lugar son la reina Elisabeth Christine y el gran elector Federico Guillermo.

Antes de la guerra se entraba a la cripta por el ‘Denkmalskirche’, pero después de la remodelación la entrada va a ser por la Iglesia Sermón ‘Predigtkirche’. Además, va a tener una área informativa con videos animados que explique la historia.

¿Qué ver en la catedral de Berlín?

Por afuera, el edificio tiene un domo monumental con cuatro torres a los lados. Es una mezcla de alto Renacimiento italiano con un estilo barroco más florido. Si estás en condiciones físicas decente, vale la pena subir los 270 escalones para salir al exterior del domo.

Dar la vuelta es un poco laberíntico, abriendo un sin fin de puertas hasta que finalmente llegas a las últimas escaleras. La vista panorámica es impresionante. Se puede ver la mayor parte de la ciudad incluyendo la Torre de Televisión Fernsehturm, la Nueva Sinagoga, la Nueva Galería Nacional de Berlín y el Reichstag Parlamento Alemán.

La parte de adentro de la catedral de Berlín es bastante ostentosa. Vas a encontrar muchas columnas de mármol adornos dorados. El altar de mármol y ónix fue diseñado por Friedrich August Stüler. Asegúrate de mirar para arriba donde vas a ver ocho ángeles simbólicamente sosteniendo la cúpula. En la parte de afuera se colocaron ocho más para protección.

Probablemente, lo más impresionante es el órgano de tubos, construido por la fábrica de Wilhelm Sauer. Construido originalmente en 1905, con más de 7,000 tubos. Tiene 113 paradas, incluidas tres filas de tubos de 32 ‘en la división de pedales, jugadas por una consola de 4 manuales.

Hay un pequeño museo que tiene pinturas, diseños y maquetas sobre la historia de la catedral de Berlín. Una de las maquetas te hace sentir como si estuvieras en su interior.

También tienen un pequeño café donde comimos dulce y tomamos vino caliente. Vale la pena incluir una visita a este histórico edificio en tu viaje a Berlín.

Prefix

Recursos para Viajeros

Comparto algunos de mis sitios favoritos que uso para planificar mis viajes. Kayak es un sitio que compara precios de boletos aéreos en muchísimos sitios para presentarte las mejores opciones de vuelos y precios.

Si estás buscando hoteles recomiendo utilizar el portal de Booking que tiene las mejores ofertas. Para hostales sería Hostelworld y para apartamentos uso Airbnb. Luego debes decidir qué hacer, Get Your Guide tiene muchísimas opciones de tours. Discover Cars tiene excelentes precios en alquileres de carro. Como corredora de seguro, recomiendo comprar Seguro de Viajero con todas las incertidumbres que hay en este mundo moderno.

Mi tienda en Amazon contiene mis productos favoritos que utilizo cuando estoy viajando y cuando estoy en casa.

Puede ser que reciba una comisión si reservas en cualquiera de estos sitios. Esto no tiene costo para ti, pero me ayuda a seguir viajando y produciendo contenido. Todas las empresas son sitios que uso y puedo recomendar. No dudes en contactarme si tienes cualquiera consulta.

Talk to me