La isla de Torcello es más vieja que Venecia

Torcello es una de las tres islas que más visitan los turistas cuando van a Venecia. Es posible visitar Murano, Burano y Torcello en un día, pero las últimas dos quedan lejos de la primera. Nosotros visitamos Murano una tarde y al día siguiente fuimos a Burano y luego a Torcello, que queda a menos de cinco minutos en vaporetto.

Cuando llegas a la isla vas a realizar que es más pequeña que las otras dos, sin embargo su importancia histórica es enorme ya que fue la Venecia original. Verás menos turistas que en otros sitios, pero es imposible no encontrarlos en Venecia y se notaba las masas cada vez que llegaba un vaporetto.

Historia de Torcello

Al contrario de lo que se ve hoy en día, Torcello solía ser una de las islas más habitadas en Venecia. Fue fundada en 452 cuando los de Lombardía y los Hun invadieron el norte de Italia. La ciudad de Altino, en tierra firme, fue destruida y la población que sobrevivió huyó a este sitio, incluyendo el Obispo de Altino. Llegó a tener una población de más de 20,000 personas en el siglo diez. Actualmente, la isla tiene unos 75 habitantes.

La peste negra desvastó la república de Venecia varias veces: primero en 1348, luego entre 1575-1577 y finalmente entre 1629-1631, matando a 50,000 personas. La tierra pantanosa de la laguna se fue hundiendo en el siglo catorce creando el ambiente perfecto para la reproducción de mosquitos. Malaria atacó la isla, causando la muerte de muchos de sus habitantes. Los que sobrevivieron huyeron a Venecia. Esto movió el poder a Venecia, dejando Torcello en el olvido. La laguna empezó a ser conocida como la laguna morta (laguna muerta) y el comercio paró.

En los tiempos antiguos habían palacios, iglesias y monasterios. Pero su material fue tomado y utilizado para construir nuevas edificaciones. Casi no hay edificios en Torcello, sólo un par de restaurantes, viviendas, hoteles e iglesias. Antes de la emigración, la isla tenia dieciséis iglesias, ahora quedan dos.

La mayoría de la isla es una reserva natural accesible por caminos. Al final del camino principal después de la iglesia puedes ver un pequeño viñedo. Cuando fuimos aún no habían florecido las uvas y se veía muerto y triste.

Catedral de Torcello

El edificio más viejo de toda la laguna de Venecia es la Catedral Santa María Dell’Assunta ubicada en Torcello. Este edificio fue fundado en 639 y aún conserva un pórtico del siglo nueve. La catedral que se ve en la actualidad fue remodelada en 1008. Para entrar al museo hay que pagar unos €5.00 y si quieres el audio guía son €2 más.

La catedral tiene mosaicos de la era Bizantina que datan del siglo doce y trece. Su murales más famosos son el ‘Juicio Final’ y ‘Madonna y su niño’ decorada con papel de oro. No dejan tomar fotos dentro.

Sube al campanario de la Catedral de Torcello para las mejores vistas de la laguna y sus pantanos. Debajo del altar hay una cripta con un pasadizo que muestra la estructura de ladrillos de los tiempos medievales. Como se inunda, le construyeron un puente de madera para que pueda ser visitada siempre.

Junto a la catedral se encuentra la iglesia de Santa Fosca que no tiene costo de entrada. Este iglesia es estilo griega y fue construida en el siglo once para conmemorar a Santa Fosca, una mártir de Ravenna que fue enterrada con su enfermera y mártir, Santa Maura. Si quieres visitar ambas iglesias debes procurar llegar temprano ya que cierran entre las 4-5 p.m. dependiendo si es invierno o verano.

¿Qué hacer?

Al otro lado de la Catedral hay un museo (no abre los lunes) en una de las pocas mansiones que quedan. Esta casa era parte del gobierno en los tiempos de prosperidad.

Hoy en día, tiene artefactos medievales que fueron encontrados mayormente en la isla. Los arqueólogos han encontrado objetos desde el periodo paleolítico hasta el romano en Venecia. En su patio vas a encontrar una silla hecha de piedra que dicen que pertenecía a Attila, rey de los Hunos. Probablemente pertenecía al Obispo de Torcello o algún oficial de la isla.

No fuimos a la Casa Museo Andrich pero puedes ver los letreros señalando su ubicación. Esta casa de artista muestra más de 1,000 obras de arte. Además, tiene una granja y jardín que mira a la laguna donde llegan los flamingos de marzo a septiembre.

El puente del diablo, ‘Ponte del Diavolo’ en italiano, es uno de los sitios más fotografiados de la isla. Este curioso puente no tiene barandillas. La leyenda dice que fue construido por el diablo en la noche para ganar una apuesta.

Locanda Cipriani tiene un pequeño hotel histórico y un delicioso restaurante. Ernest Hemingway se hospedó en este lugar y fue donde escribió parte de su novela “Al otro lado del río y entre los árboles”. Ya habíamos comido en Murano, así que no almorzamos en Torcello, pero si aprovechamos el hermoso día de primavera para relajarnos en la Taverna Típica Veneziana. Su patio estaba repleto de mesas llenas de turistas mayormente tomando cerveza. Preferimos comer postre, como estábamos en una misión para probar todos los helados de Italia.

El último vaporetto a Burano sale a las 8:10 p.m. así que no es una buena idea quedarse a cenar en la isla al menos que estes durmiendo en ella.

Talk to me