Hospitalidad Irlandesa de primera en Dublin

Siento que uno siempre debe combinar placer con trabajo para disfrutar de la vida. Por lo tanto decidí hacer un viaje corto a Dublin, Irlanda antes de visitar Londres para la Feria World Travel Market. No suelo viajar sola muy a menudo, pero tengo que admitir que puede ser muy divertido si el destino lo permite.

Dublin es un excelente sitio para ir de fiestas y tomar

Dublin es un destino ideal para viajar solo, ya que es una ciudad muy amigable. Es muy fácil hacer amigos, tanto con los locales, como con los turistas que vienen a visitar la capital irlandesa. Reservar un “Pub Crawl” te permite hacer un bar hopping con un grupo de personas que igual que tu quieren conocer la vida nocturna del lugar.

En mi parada en Paris reserve uno con New Dublin Tours. Después de un viaje desde Panamá de 10 horas más hora y media de layover y hora y media más para llegar a Dublin, llegue a mi hotel a dejar las maletas, cambiarme y salir de fiesta.

El fin de semana que estuve en Dublin era Halloween así que decidí empacar orejas de gatita, aparentemente el disfraz más popular entre las chicas. El Pub Crawl fue muy divertido, sorprendentemente conocí a muchos latinos, de Argentina, Chile, Mexico, Ecuador, entre otros. Pase toda la noche hablando español, yendo de bar en bar tomando “pints” como le llaman a las cervezas. Lo más memorable fue escuchar una banda tocando música irlandesa.

Los buses para turistas son una buena opción para conocer la ciudad

Entre el jetlag y la fiesta, al día siguiente salí de la cama como a las 11 a.m. Fui a cambiar unos euros y compre un pass de dos días para el bus turístico de dos pisos. Si es algo muy turístico pero cuando sumas el costo de los taxis (y Dublin no tiene metro) sale mucho más económico. Mi primera parada fue a Trinity College, donde se encuentra el famoso Book of Kells, que contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento y fue creado en el año 800. El libro la verdad que no me impresiono, lo que si me impresiono fue la biblioteca creada en 1592 con más de 200,000 libros antiguos.

Visite The Little Museum of Dublin un sitio recomendado por el conductor del bus. El museo no tiene costo de entrada y parece como un restaurante Hard Rock lleno de cosas por todos lados pero en este caso de la historia de Irlanda durante el ultimo siglo. Adam, el guía era un hombre muy excéntrico pero a la vez entretenido, cosa necesaria para hacer que la historia sea divertida.

Lo que todos dicen es cierto, ¡la cerveza Guiness sabe diferente en Dublin!

La siguiente parada fue a Guiness Storehouse que cuando fui a pagar la entrada no pude encontrar mi billetera. Sorprendentemente aprecio otro conductor del bus corriendo a darme la billetera que había dejado en el bus. Si ese hombre no hubiese aparecido el viaje hubiese sido completamente diferente y gracias a Dios todavía existen gente honrada.

Guinness Storehouse recientemente fue considerado el sitio turístico #1 en Europa por los World Travel Awards. Arthur Guinness el fundador es un emprendedor de primera; con £100 que heredo de su padrino, invirtió el dinero en una cervecería de 16,000 m2 en las afueras de Dublin. Lo curioso del cuento es que firmó un contrato de arrendamiento por 9,000 a razón de £45 por año. El contrato esta en una vitrina en el Guinness Storehouse.

No me gusta la cerveza Guinness pero todos los que han ido a este sitio me habían dicho que sabe mucho mejor, y en efecto ¡es verdad! Aprendi a servir la cerveza correctamente en el 4to piso. Luego subí al 7 piso donde puedes ver una vista panorámica de la ciudad. Me gusto mucho el area de publicidad, sólo que no entendí como el Tucan, un pájaro común en Panamá, puede ser el símbolo de una cerveza irlandesa.

Uno de mis amigos buseros me recomendó ir a O’Donoghue’s un sitio conocido por su música. No era como el otro bar que tenia una tarima. En este pub habían unos 6 hombres sentados en una mesa tocando entre amigos.

La última parada en mi visita a Dublin fue al Old Jameson Distillery, donde solían hacer el famoso whisky irlandés. Admito que siempre me ha gustado ese whisky. Además en el tasting te ponen a compararlo con el whisky américano, que tiene sabor a quemado.

Para conocer la historia irlandesa debes ir a Kilmainham Gaol

Kilmainham Gaol aparece en Trip Advisor como el atractivo #1 en Dublin. Tomé el bus al día siguiente y fui a la prisión que queda apartada del centro. La prisión abrió sus puertas en 1796 y duro hasta 1924. Los prisioneros politicos son los que hacen este sitio famoso. Muchos de los que lucharon por la independencia del Reino Unido fueron encarcelados y fusilados en este sitio. El cuento más triste es de Joseph Plunkett y Grace Gifford que se casaron horas antes que Joseph fuera fusilado por ser uno de los líderes de la revolución.

Me encanto mi fin de semana largo en Dublin, conocí personas super amables y amigables. Espero regresar pronto y conocer otras partes del país.

 

 

Talk to me