Florencia es una de las ciudades italianas que tiene mas para ofrecer al turista. Tanto así que todo el centro histórico es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es recomendable quedarse en un hotel en Florencia y pasar unos días explorando este centro del Renacimiento. Nos hospedamos en Roma pero ahora existe un tren de alta velocidad y es posible llegar a Florencia en una hora y media. Por lo tanto decidimos ir a pasar el día, que sin duda no fue suficiente tiempo.

Nacimiento del Renacimiento italiano

La ciudad de Florencia origina en el tiempo de los romanos. Fue establecida por Julio Cesar en el año 59 a.C. como un asentamiento para sus soldados. Su nombre Florentia viene de florecer ya que la ciudad estaba entre dos ríos en el valle fértil de Arno. La ciudad rápidamente se convirtió en un importante centro de comercio. Carlomagno conquistó Florencia en 774 y paso a ser parte del Ducado de Toscana con Lucca como su capital.

Margrave Hugo, el líder del Santo Imperio Romano decidió mudarse a Florencia en el año 1,000 d.C. y empezó la Era Dorada del arte Florentino. En el siglo 15, Florencia era una de las ciudades más grandes, ricas y prosperas de Europa. En la Edad Media tardía el florin de oro financió la industria en todo Europa, incluyendo a los británicos durante su guerra de los cien años contra Francia. Otros que fueron beneficiados fue el papado que construyó una capital transitoria en Avignon. Luego regresaron a Roma, recibiendo financiamiento para la reconstrucción y el Renacimiento de la ciudad.

No es de sorprender que existiera una familia tan poderosa como los Medici. Dos miembros de la familia fueron Papas: Leo X y Clement VII. Varias mujeres de la familia se casaron con nobleza francesa y gobernaron Francia. Ellos eran banqueros y patrones de las artes. Desde final de los 1400 hasta 1737 tenían control sobre Florencia. Comisionaron a Niccolò Machiavelli, mejor conocido por escribir El Principe, a escribir las Historias Florentinas para que quedara plasmada la historia de la ciudad. Toscana se convirtió en una región del Reino de Italia en 1861.

¿Qué ver en Florencia?

El Duomo de Florencia

La Catedral Santa Maria del Fiore, mejor conocida como il Duomo, es el edificio mas reconocible de Florencia. La catedral original, Santa Reparata, fue construida en el siglo cuatro. Lo que ves actualmente fue diseñado por Arnolfo di Cambio en 1296 y luego renovado por Emilio De Fabris al final del siglo diecinueve. Tiene 502 pies de largo, 295 pies de ancho y de alto. Era la iglesia más grande del mundo hasta que se completó la Basilica de San Pedro en El Vaticano en 1615.

Entrar al duomo es gratis pero espera pasar con suerte unos 20 minutos en fila, aún que puede demorar una hora o más. Se require vestimenta apropiada ya que es un lugar de culto.

Sí deseas ir a la cripta, baptisterio y campanario debes comprar un boleto combinado con anticipación en la web. Los horarios de apertura dependen según el día y la temporada, así que es mejor consultar.

Son 463 escalones angostos para llegar a la cima del Duomo de Florencia o puedes subir 414 escalones para subir al campanario. Ambos ofrecen hermosas vistas panorámicas de la ciudad. El boleto también te da acceso al Museo dell’Opera del Duomo que tiene más de 1,000 obras de arte incluyendo artistas los famosos del Renacimiento como Michelangelo, Donatello, della Robbia y Ghiberti.

Iglesia de la Santa Croce

La iglesia de la Santa Croce data de cuando San Francisco de Asís visitó Florencia en 1212. Escogió este lugar pantanoso fuera de la paredes de la ciudad. La construcción empezó en 1294 o 1295 pero la fachada de mármol actual fue añadida en 1863 por la donación de Sir Francis Sloane.

Este sitio es famoso por ser el lugar de entierro de figuras notables como Michelangelo, Rossini, Machiavelli y Galileo Galilei, que fue condenado por la inquisición y no fue hasta 1737 (95 años luego) que se le permitiera un entierro cristiano. También puedes visitar el Museo Galileo para aprender sobre la vida y obras del astrónomo y científico.

Mercato Centrale

El Mercado de San Lorenzo o Mercato Centrale es el sitio mas delicioso de Florencia. Abrió sus puertas en la primavera del 2014 para celebrar los 140 años del edificio construido en 1874. Venden verduras y frutas como un mercado normal además de productos locales como quesos, chocolates, panes, carnes y pescados. Si no vives en la ciudad o te estas hospedando en un Airbnb dudo que tengas interés en comprar comida sin preparar.

La mayoría van a comer y a tomar, ya que la enoteca tiene más de 4,000 botellas de 1,200 marcas. Cada puesto tiene su propia caja registradora y hay una zona comunal para que las personas coman en mesas.

Lo más difícil es elegir qué quieres comer. Como soy amante de las trufas, opte por una pasta cubierta en ellas y mis acompañantes eligieron una pizza. El mercado continúa en los alrededores, donde puedes encontrar ropa, accesorios y souvenirs.

Galería de la Accademia

Es recomendable comprar boletos con la hora específica por adelantado, ya que las filas para entrar a la Galería de la Accademia son eternas.
Este museo antiguamente era un hospital y un monasterio. Luego fue una academia de bellas artes y al final del siglo dieciocho fue utilizado para alojar las obras de Michelangelo.

La escultura de ‘David’ es la más impresionante. Un bloque de mármol de 5.50 metros de alto fue transportado a Florencia para ser esculpido. Varios artistas trataron pero ninguno pudo esculpirlo, hasta que finalmente regresó Michelangelo. La obra fue hecha entre 1501-1504 y es un símbolo de libertad e independencia después de la primera derrota de los Medici en 1494.

Piazzale Michelangelo

Puedes caminar para llegar a la Piazzale Michelangelo desde Florencia. Vas a cruzar el río Arno y ver sitios reconocidos como Ponte Vecchio, el puente mas viejo construido sobre el río. La versión actual fue hecha en 1345 después de una inundación.

Esta plaza se encuentra sobre una colina por lo tanto ofrece hermosas vistas panorámicas de Florencia. Optamos por ir al atardecer para ver tonos dorados hermosos sobre la ciudad. Esta piazza fue construida por el arquitecto Giuseppe Poggi en 1869. Sé la dedicó al escultor Michelangelo y tiene una replica de ‘David’ hecha en bronce.

Otros lugares

Florencia tiene muchísimos lugares para visitar. Si eres amante del arte puedes pasar unas tres horas fácilmente en la Galería de los Uffizi donde se encuentra el ‘Nacimiento de Venus’ de Botticelli. También date una vuelta por Plaza de la Signoría donde encontrarás el Palazzo Vecchio que es el antiguo ayuntamiento de la ciudad.

En la plaza hay estatuas incluyendo una copia de ‘David’ y una fuente de Neptuno. Pásate unos días en esta artística ciudad italiana que fue cuna del Renacimiento.