El Vaticano es el país más pequeño del mundo

Cuando visitas Roma y entras a la Ciudad del Vaticano estás pasando a otro país probablemente sin darte cuenta. No necesitas tu pasaporte, solamente te revisan cuando entras a ciertos lugares. Con un territorio de 44 hectáreas, El Vaticano es el país más pequeño del mundo con una población de apenas 800 habitantes. Para recibir la nacionalidad simplemente tienes que trabajar en este país, pero cuando termines tu contrato, vas a perderla.

En 756 inicia la historia de los Estados Pontificios. Consiguieron su independencia de Italia en 1929 cuando firmaron los Pactos de Letrán. Este país es donde se encuentra la Santa Sede de la iglesia católica.  En 1984, la UNESCO designó el conjunto arquitectónico e histórico-artístico de la ciudad del Vaticano como Patrimonio de la Humanidad.

El Vaticano es el único país del mundo donde no hay votaciones para elegir cargos de gobierno. El Colegio Cardenalicio es el que escoge al pontífice que es jefe de la iglesia y del estado, por lo tanto es una teocracia. Su idioma oficial es el latín, pero hablan principalmente italiano. La seguridad es proporcionada por la Guardia Suiza que es compuesta por 100 hombres vestidos en trajes de rayas coloridas que te recuerdan un poco a los bufones de las cortes medievales.

El turismo en El Vaticano

Hoy en día, la ciudad del Vaticano es un destino turístico que recibe anualmente unos 18 millones de turistas y peregrinos. Los miércoles son el día más concurrido ya que el Papa tiene una bendición Papal en la Plaza de San Pedro. La entrada es gratuita pero es limitada así que las personas llegan muy temprano y hacen largas filas para obtener los puestos. Hay empresas que consiguen los boletos y aseguran asientos con un costo. Si quieres tener esta experiencia verifica las fechas primero en Internet ya que no son todos los miércoles del año.

Es recomendable organizar tu viaje con tiempo ya que muchas de las actividades más interesantes requieren reservas y los cupos son muy limitados. Me hubiese gustado ir a los Jardines del Vaticano que fueron creados en 1279 por el Papa Nicolás III que mudó su residencia a este lugar. Cubren 23 hectáreas (casi la mitad del país) con hermosos árboles, flores, estanques, fuentes y senderos. Para hacer la reserva tienes que mandar un fax por lo menos dos semanas antes y las visitas no son todos los días.

Otro sitio que necesitas reservas previas para ver el mundo subterráneo de El Vaticano donde se encuentra la tumba de San Pedro, debajo de la Basílica. Para visitar la necrópolis sdebes reservar con mucha anticipación ya que sólo permiten 200 personas al día.

Los Museos de El Vaticano

Para visitar los Museos del Vaticano debes estar preparado para hacer una fila larguísima o pagarle a una empresa que ya tenga boletos para saltarte la fila. Por suerte había contactado a la oficina de los museos y me habían organizado un acceso rápido. Es posible pasar un día completo visitando los museos.

Los museos fueron fundados por el Papa Julio II en 1506. Tienen más de 70,000 obras pero sólo 20,000 están exhibidas. Es uno de los museos más grandes del mundo y es el cuarto museo de arte más visitado. Muchas personas lo visitan solamente para ver la capilla Sixtina, lugar donde se hace el conclave para escoger al nuevo Papa. Un equipo de pintores del tiempo del renacimiento se dedicaron a pintar frescos en los techos, el más famoso es Michelangelo.

Ya que la capilla Sixtina no puede ser fotografiada, las escaleras de Bramante diseñadas por Giuseppe Momo en 1932 probablemente son el sitio más fotografiado en los museos.

Vale la pena dedicarle tiempo al museo ya que tiene muchas colecciones interesantes. Mis amigos de Instagram pensaron que estaba en Egipto cuando subí fotos. La colección del museo Gregoriano Egizano que tiene papiros, momias y reproducciones de el Libro de los Muertos.

Hay una galería de mapas, donde puedes ver como se creía que era el mundo hace muchos años. Otra colección de sarcófagos romanos y estatuas se puede ver en el Museo Chiaramonti. Hay obras dude arte religioso que incluyen artistas famosos como Vincent van Gogh, Paul Gauguin, Marc Chagall, Paul Klee, Salvador Dalí, and Pablo Picasso.

Correos en El Vaticano

Desde el 1 de junio de 1929, El Vaticano es miembro de la Unión Postal Universal. Una de las cosas más curiosas que puedes hacer dentro del museo es comprar una postal y mandarla por correo.

Nosotros hicimos ese ejercicio de escribir una carta a la abuela y llegó un poco más de un mes después. El Vaticano tiene sus propias estampillas que las venden.

La Plaza y Basílica de San Pedro

Probablemente la foto más representativa de El Vaticano es tomada desde el domo de la Basílica de San Pedro mirando a la plaza. No pudimos subir ya que no era verano aún y llegamos justo cuando estaban cerrando la entrada. La Plaza y Basílica de San Pedro son tan grandes que entre ambos cubren 20% del territorio del país.

En el siglo XV, el papa Nicolás V pidió a Bernardo Rosellino en 1452 que empezara la Basílica de San Pedro. Luego murió y no fue hasta 1626 que se terminan las obras luego que el papa Paulo V vendiera indulgencias. Esta basílica es el templo religioso más importante del catolicismo.

La plaza fue diseñada por Lorenzo Bernini a iniciativa del Papa Alejandro VII para que la mayor cantidad de personas pudieran ver al Papa dando la bendición. En su centro se encuentran dos fuentes y un monumental obelisco de 25 metros de alto con un peso de 327 toneladas.

El obelisco data del año 30 a.c. y fue traído a Roma desde Egipto para colocarlo en un circo. En 1586, el Papa Sixto V lo colocó frente a la basílica para conmemorar la muerte de San Pedro. Murió crucificado junto al mismo en el Circo de Nerón. San Pedro fue un discípulo de Jesús que es considerado por la iglesia católica como su primer Papa.

Información útil

  • Debes ir vestido con ropa apropiada, no se permite shorts, faldas cortas, hombros descubiertos. Se recomienda llevar zapatos cómodos ya que se camina mucho.
  • En algunos sitios no es permitido tomar fotografía como en la necrópolis y la Capilla Sixtina.
  • Revisa los horarios de apertura ya que pueden variar a través del año.
  • Vale la pena dedicar dos días para recorrer bien El Vaticano.
  • Vuela a Roma, capital de Italia, para visitar la Santa Sede.
Talk to me