Un día Jet Set en St. Tropez y en el Pueblo Medieval de Ramatuelle

St. Tropez es un nombre familiar, incluso para aquellos que no han estado allí. Es sinónimo de lujo y de una vida inalcanzable para la mayoría de los mortales. Considerada como el patio de recreo de los ricos, esta pequeña ciudad está anidada en la Riviera Francesa. Durante nuestra estancia en Cavalaire-sur-Mer hicimos una excursión de un día a Saint Tropez y Ramatuelle en una scooter. Otro sitio que visité fue el jardín mediterráneo de Domaine du Rayol.

La región de Provenza-Alpes-Costa Azul tiene muchas ciudades hermosas para visitar. Menton y Sainte-Agnes son otras dos ciudades que visité en otro viaje. Es preferible alquilar un coche ya que muchas de estas localidades no están conectadas o son de difícil acceso mediante el transporte público. Para explorar esta zona, puedes volar al aeropuerto de Nice Cote d’Azur, Toulon-Hyères o Marsella.

Historia de St. Tropez

Los griegos llegaron a esta zona en el 599 a. C. para fundar la actual Marsella y otros sitios. El nombre original de St. Tropez era Atenas. En el 31 a.C., los romanos invadieron la región y cambiaron su nombre a Heraclea-Caccaliera. Su nombre actual está relacionado con la leyenda de San Torpes de Pisa. Fue un soldado romano que se negó a renunciar a su cristianismo y fue decapitado durante el reinado del emperador Nerón. Su cuerpo fue arrojado en un bote con un perro y un gallo flotando por el río Arno hasta llegar a las costas de Saint Tropez. Los aldeanos decidieron adoptar a este mártir cristiano primitivo como su santo patrón.

Tras la caída del Imperio Romano, esta localidad mediterránea fue atacada por piratas y corsarios. Después de la fundación del pueblo de La Garde-Freinet al norte, St. Tropez y sus alrededores pasaron a ser una colonia árabe musulmana entre 890 y 972. En 1976, Guillermo I Conde de Provenza, señor de Grimaud, atacó la zona. Después estuvo bajo el control de diferentes familias, incluyendo los ricos genoveses del siglo XV que construyeron los mejores barcos. Las fuerzas turcas y españolas atacaron la zona durante el siglo XVI, por lo que hubo que construir defensas fuertes, incluyendo la Ciudadela que aún existe.

El moderno St. Tropez comenzó a fines del siglo XIX cuando el pintor neoimpresionista Paul Signac ‘descubrió’ la ciudad cuando se vio obligado a refugiarse de una tormenta. Construyó una casa que sirvió para entretener a muchos pintores como Matisse. La ciudad obtuvo una reputación bohemia en el siglo XX y atrajo a muchos visitantes literarios y diseñadores de moda como Coco Chanel y Elsa Schiaparelli.

Los desembarcos aliados en St. Tropez durante la Segunda Guerra Mundial denominados “Operación Dragón” se realizaron para liberar el sur de Francia. Esto destruyó el puerto en 1944, pero luego fue reconstruido. En 1950, la reputación de glamour y lujo se creó cuando Brigitte Bardot comenzó a usar un bikini en la película “Y Dios creó a la mujer”. Este destino de playa inspiró un protector solar llamado St. Tropez que es promovido por supermodelos como Kate Moss. Es común encontrar celebridades y millonarios en el puerto y la playa.

¿Qué hacer en St. Tropez?

Como se puede imaginar, alojarse en un hotel en St. Tropez es bastante caro, con opciones que van desde los miles para una estancia de una noche. Obviamente, los precios varían según la temporada siendo el verano el pico. Si reserva con anticipación, en temporada baja o fuera de temporada, podrá encontrar algunas opciones ‘asequibles’.

Booking.com

St. Tropez era un pueblo de pescadores, si quieres ver su historia, entonces debes dirigirte al antiguo puerto que se conoce como Vieux Port. Hay un gran contraste entre los coloridos barcos de pesca y los megayates. Visita a principios de octubre para admirar la regata “Les Voiles de Saint-Tropez”. Esta área está llena de cafés al aire libre y artistas que venden pinturas. El paseo Môle Jean-Réveille es un embarcadero de rocas que desemboca en el mar y ofrece unas vistas fantásticas.

Café Senequier es uno de los más famosos, pero estaba cerrado cuando fui por Covid. Fuimos a la Place aux Herbes, ubicada en una antigua plaza del mercado, que está llena de puestos de frutas, verduras y flores. Muy cerca se encuentra el Halle aux Poissons (mercado de pescado) que vende algunos de los pescados y mariscos más frescos de la Provenza.

Sobre el pueblo de Saint Tropez se encuentra la ciudadela que fue construida a principios del siglo XVII. Todavía tiene cánones que están listos para la acción. Dentro de la fortaleza, en un área que solían ser las mazmorras, se encuentra el Museo de Historia Marítima. Cuenta la historia de la historia del pueblo y los valientes pescadores que recorrieron los mares.

Debajo de la ciudadela se encuentra La Ponche, el casco antiguo de Saint Tropez. Pasee por las pequeñas carreteras adoquinadas que son solo para peatones. En ellas descubrirás muchos restaurantes, cafés, boutiques de lujo (todos los diseñadores famosos y caros estan ubicados aquí) y tiendas. El hermoso campanario barroco italiano de la Iglesia de Notre-Dame de l’Assomption se destaca en todas las fotos del horizonte.

Place des Lices (Place Carnot) es la plaza del pueblo. Es común ver a gente jugando a la petanca (una versión de la bochas). Hay puestos de venta de frutas, flores y bebidas en la plaza, así como un mercado los martes y sábados por la mañana.

Dentro de la Chapelle Notre-Dame de l’Annonciade hay un museo de arte. Esta iglesia de 1510 tiene una colección de obras que incluyen nombres famosos como Paul Signac, Georges Braque, Pierre Bonnard, Henri Matisse, Edouard Vuillard, Raoul Dufy y Maurice de Vlaminck. Estos artistas pasaron un tiempo viviendo y trabajando en el pueblo. Hay muchas galerías de arte por todo Saint Tropez.

Otro museo que debe visitar es el Museo de las Mariposas Maison des Papillons con más de 35,000 artículos en exhibición, incluidas especies muy raras, exóticas y extintas.

La mayoría de la gente asocia Saint Tropez con sus playas. Fuera del puerto se encuentra la Plage de Bouillabaisse con duchas y baños públicos gratuitos. Es posible nadar en esta playa, así como en la Plage des Canoubiers que también ofrece una escuela de vela y servicios de navegación. Plage de la Ponche y Plage de la Fontanette se encuentran en el casco antiguo de La Ponche. Estas pequeñas playas de guijarros son más discretas y menos concurridas.

Sentier du Littoral es una carretera costera pintoresca que rodea la península de Saint Tropez, comenzando en Plage de la Ponche. Muchos deciden hacer una caminata de medio día para admirar la naturaleza. Hay muchas playas en esta área, incluyendo una tranquila playa de guijarros llamada Plage des Salins que tiene pinos que brindan sombra. Otra playa a la que se puede llegar con una caminata de 45 minutos es Plage de la Moutte. La mayoría de las playas no se encuentran a poca distancia a pie, así que debe prepárese para caminar o conducir.

Ramatuelle Medieval

Ramatuelle se encuentra a 9,8 kilómetros de St. Tropez, lo que lo convierte en un destino de viaje de un día o evento perfecto para pasar una noche en un hotel en Ramatuelle. Debería tomar unos 15 minutos conducir entre ambas ciudades, sin embargo, el tráfico que entra y sale de St. Tropez puede ser lento, por lo que podría llevar más tiempo. Para su protección, esta ciudad se construyó sobre una colina que domina la bahía de Pampelonne. Muchos visitan la hermosa playa de Pampelonne que tiene cinco kilómetros de largo con aguas cristalinas.

El nombre Ramatuelle deriva del árabe Rahmatollah, que significa la misericordia de Dios o providencia divina. Esta zona fue gobernada por los moros en los siglos IX y X. También podría provenir de Camatullici, de una tribu celto-ligur que estuvo en la zona durante la conquista romana. Expulsados de las costas, se refugiaron en las montañas y los bosques.

Actualmente es un lugar tranquilo con una población de más de 2,000 habitantes. En verano se llena de turistas, incluyendo personajes ilustres, que recorren sus estrechas y empedradas calles. Este lugar está lleno de encanto, con murales realizados en diferentes áreas como el antiguo lavadero y los relojes de sol (que son bastante comunes en la Provenza).

La arquitectura es típica de los pueblos mediterráneos con tejas rosas y fachadas con contraventanas de color pastel. Los exteriores están decorados con flores como buganvillas, madreselva y jazmín.

Atracciones Turísticas, Comida, Compras y Eventos

Ramatuelle acoge eventos como festivales de jazz, música clásica, comedia y teatro. Hay muchas fincas vinícolas cercanas que hacen una gran excursión. Los jueves y domingos alberga un mercado en la “Place de l’Ormeau” junto al café del mismo nombre.

Hay muchas boutiques que venden telas y bolsos que me recordaron a Marruecos, además de cosas típicas de la región como lavanda, licores, jabones, productos alimenticios, azulejos y más.

Puede obtener un refrigerio rápido como crepes o helado si tiene hambre. También hay muchos restaurantes que sirven comidas gourmet. No comimos porque teníamos un tiempo muy limitado.

La iglesia de Ramatuelle se colocó sobre una antigua muralla que rodeaba el pueblo. Fue destruido durante las Guerras de Religión. Pero la comunidad decidió reconstruirlo en 1582 sin el apoyo del obispo. Este monumento histórico tiene los restos de una de las cuatro torres de vigilancia que formaron parte de las fortificaciones del siglo XIV que fueron necesarias para mantener a salvo a la población. En su interior hay un retablo del siglo XVII que representa a San Andrés, patrón de la parroquia. También hay una capilla más pequeña de Saint-Ann que fue construida en el siglo XVI.

Otra reliquia curiosa del pasado es la antigua cárcel, construida bajo Napoleón III en un estilo tan árabe que parece un hammam. La Puerta Sarracena tiene su aspecto interior original, que se remonta a 1792. También de esa época es el Font-d’Avaou, un lavadero que fue el centro de los chismes de la ciudad. La Escalera Eiffel, hecha de metal, fue un espectáculo moderno para 1868. Ramatuelle también tiene la lápida del actor francés Gerard Philipe y un monumento dedicado a los miembros franceses de los servicios especiales que murieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Recursos para Viajeros

Comparto algunos de mis sitios favoritos que uso para planificar mis viajes. CheapOair es un sitio que compara precios de boletos aéreos en muchísimos sitios para presentarte las mejores opciones de vuelos y precios.

Si estás buscando hoteles recomiendo utilizar el portal de Booking que tiene las mejores ofertas. Para hostales sería Hostelworld y para apartamentos uso Airbnb. Luego debes decidir qué hacer, Get Your Guide tiene muchísimas opciones de tours. Discover Cars tiene excelentes precios en alquileres de carro. Como corredora de seguro, recomiendo comprar Seguro de Viajero con todas las incertidumbres que hay en este mundo moderno.

Mi tienda en Amazon contiene mis productos favoritos que utilizo cuando estoy viajando y cuando estoy en casa.

Puede ser que reciba una comisión si reservas en cualquiera de estos sitios. Esto no tiene costo para ti, pero me ayuda a seguir viajando y produciendo contenido. Todas las empresas son sitios que uso y puedo recomendar. No dudes en contactarme si tienes cualquiera consulta.

Talk to me